Liga Profesional

"Si estuviera en el lugar de Miguel Ángel Russo no podría vivir", manifestó el Huevo Rondina

El Huevo Rondina, actual entrenador de Arsenal de Sarandí, dio un panorama sobre su buen presente como técnico y se comparó con Miguel Russo

Huevo Rondina en Arsenal(Fotobaires)

Huevo Rondina en Arsenal | Fotobaires

Sergio Rondina fue uno de los mejores entrenadores de la última Superliga. El Huevo, que logró el ascenso con Arsenal, tuvo una gran temporada con el conjunto de Sarandí en Primera División y logró que el equipo finalizara a un punto de la zona de ingreso a las copas internacionales.

Sin ir más lejos, su buen trabajo despertó el interés de los dirigentes de Unión, que perdieron a Leonardo Madelón en medio de la competencia (Copa Superliga y Copa Sudamericana) y le ofrecieron el puesto a Rondina.

"En lo personal nadie de Unión se comunicó conmigo, si lo hizo el manager de Unión para ver las condiciones de mi contrato. Tengo contrato hasta el 30 de junio con Arsenal. Se han escuchado versiones que tengo todo arreglado con Unión y no es cierto. Yo quiero ser respetuoso con la gente con la que estoy hace dos años y respetar mi contrato", sostuvo el DT, en diálogo con UNO.

En la misma línea, agregó: "Siempre es lindo que a uno le reconozcan su laburo. Pero fue sólo eso, un sondeo de mi situación. Sé que hablaron con mi representante, ¿pero hoy que me voy a poner a hablar yo con ellos, si tengo contrato? Aparte no es momento por lo que estamos pasando. Resta una charla con el presidente de Arsenal también, no está definido qué voy a hacer, pero admito que es reconfortante que un equipo como Unión se fije en mí".

Por último, analizó su momento y se comparó con Miguel Ángel Russo, entrenador de Boca: "En Arsenal uno la lleva bien, me gusta poner siempre mis horarios para lo que sea. Me predispongo y hago respetar eso. Pero te soy sincero, si estuviera en el lugar de Miguel Ángel Russo no podría vivir, ja. Me pasó vivirlo con Agustín Orión en Midland. No podía ir de compras con la familia porque no lo dejaban caminar y se tenía que ir. Todavía falta que la gente se empiece a poner en el lugar del otro, y entienda que un futbolista tiene una vida fuera de la cancha", cerró en charla con Olé.

Comentarios