Liga Profesional

Quiebre total entre Huracán y sus jugadores

El presidente de la institución mandó una carta a los futbolistas con fuertes acusaciones: "nunca tuvieron intención de encontrar un punto de acuerdo"

El presidente de Huracán y una fuerte acusación a los jugadores

La situación en Huracán parece haber llegado a un punto sin retorno luego de la carta que hoy el presidente Miguel Nadur a los jugadores en los que los acusa de no tener intención de llegar a un acuerdo por el pago de deudas y salarios.

Hace algunos días, los futbolistas del Globo emitieron un comunicado en los que alertaban por una deuda de parte de los sueldos de enero y febrero además de la totalidad del sueldo de marzo.

"Que yo tenga ahorros no significa que me puedan pagar cuando quieran. Entiendo lo que está pasando con el coronavirus, pero nosotros ya venimos con un atraso de antes. Cobré solamente una parte de enero", avisó Gonzalo Bettini por entonces.

Ahora, Nadur comenzó diciendo que "he recibido con sorpresa el deposito masivo de cheques que formularan el día viernes varios de los integrantes del plantel rompiendo de este modo el acuerdo alcanzado días atrás".

Además, el dirigente explicó que "esta situación, sumado al comunicado que han hecho circular exclusivamente en los medios de comunicación la semana pasada (a mí no me comunicaron nada en forma directa), me da la pauta de que, en realidad, nunca tuvieron intención de encontrar un punto de acuerdo frente a esta situación, sino más bien todo lo contrario."

La carta expresa también que "Huracán cumplió con su parte abonando el adelanto mencionado en 2 veces mediante transferencia bancaria y pidiendo las disculpas públicas correspondientes por las demoras. No obstante, varios de ustedes, sin contemplar el contexto de 40 días sin actividad, ni ingresos, flagrantemente accionaron en conjunto intentando forzar vaya a saber uno que situación. En este escenario, habiéndose cortado de manera unilateral el dialogo por parte de algunos de los referentes, es que me animo a escribirles estas líneas a todos."

Habrá que esperar ahora por la respuesta del plantel que por ahora no se manifestó al respecto. Lo cierto es que tras este ida y vuelta la relación entre dirigentes y futbolistas parecería haberse roto definitivamente. A continuación, reproducimos la carta completa:

Me dirijo a Uds. a fin de hacerles saber que he recibido con sorpresa el deposito masivo de cheques que formularan el día viernes varios de los integrantes del plantel rompiendo de este modo el acuerdo alcanzado días atrás.
Esta situación, sumado al comunicado que han hecho circular exclusivamente en los medios de comunicación la semana pasada (a mí no me comunicaron nada en forma directa), me da la pauta de que, en realidad, nunca tuvieron intención de encontrar un punto de acuerdo frente a esta situación, sino más bien todo lo contrario.
Los cheques que poseían algunos de ustedes fueron dados previos a la pandemia y habían sido cancelados en la medida que se iban sucediendo sus vencimientos. Una vez decretado el Aislamiento Preventivo Social Obligatorio, o incluso antes, Huracán debió finalizar sus actividades sociales cerrando sus instalaciones. Por tal motivo, habíamos acordado que los cheques pendientes por cobrar no debían ser depositados y que los iríamos cancelando en la medida de las posibilidades del Club, mientras tanto percibirían adelantos de sueldo de hasta doscientos mil pesos ($200.000).
Huracán cumplió con su parte abonando el adelanto mencionado en 2 veces mediante transferencia bancaria y pidiendo las disculpas públicas correspondientes por las demoras. No obstante, varios de ustedes, sin contemplar el contexto de 40 días sin actividad, ni ingresos, flagrantemente accionaron en conjunto intentando forzar vaya a saber uno que situación.
En este escenario, habiéndose cortado de manera unilateral el dialogo por parte de algunos de los referentes, es que me animo a escribirles estas líneas a todos.
Voy a defender el patrimonio de Huracán a como dé lugar. Pueden intentar mancillar mi nombre y mi honor, buscar el consejo de quienes ustedes deseen y formular todas las acciones legales que crean que les corresponden pero no van torcer mi voluntad de defender los interés de Huracán por sobre todo. Esto implica: defender su patrimonio, a sus dependientes, a su gente, su economía y sus finanzas.
Deben entender que el Club, Argentina y el mundo están atravesando una situación de excepcional delicadeza, que las economías están completamente detenidas, que el auxilio del Estado aún no ha llegado y que estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para cumplir con ustedes y con el resto de los trabajadores, la mayoría de ellos con situaciones económicas mucho más delicadas.
Llegado el caso no dudaré en blindar el patrimonio del Club, aun si para ello debó otorgar la libertad de acción a quienes no pertenecen a la Institución o bien no renovar ninguno de los contratos que vence el 30 de junio de 2020.

Comentarios