Liga Profesional

Pergolini y su postura sobre el caso Villa: "tenemos que ser muy cuidadosos en cómo tomar una decisión que va a afectar el trabajo"

El vicepresidente de Boca se refirió a la posición que tiene sobre la causa abierta contra el futbolista por violencia de género

Mario Pergolini habló por primera vez del caso Villa.(Fotobaires)

Mario Pergolini habló por primera vez del caso Villa. | Fotobaires

Los últimos días no fueron fáciles para Boca y toda la dirigencia. Sebastián Villa fue acusado de violencia de género y amenazas por su ex pareja Daniela Cortes y ahora la Justicia está investigando los hechos.

Con gran cantidad de pruebas presentadas ante la Justicia (y en las redes sociales) pareciera ser que el futuro del jugador colombiano está lejos de continuar en Boca. Sin embargo, "la postura institucional es que, para tomar decisiones, debemos esperar que alguien diga claramente qué ha sucedido", explicó Mario Pergolini.

El vice de Boca se refirió a este tema y explicó que "como empleadores, no podemos tomar una decisión sin tener una explicación clara o que la Justicia se expida sobre lo que sucedió. El club no ha tomado partido en esto, solamente vamos a esperar para ver qué hacer".

Sin embargo, aclaró que esta posición es distinta de la suya persona. "La verdad que mi postura personal tiene que diferir un poco de la postura institucional. Podría decirte otra cosa, pero no me parece que me corresponda por el lugar que estoy ocupando en este momento", agregó.

Para cerrar este tema, Pergolini afrimó que "nosotros tenemos un alto compromiso con todos los colectivos que están trabajando. Hemos llegado a Boca gracias al apoyo de las mujeres y de todo lo que estamos haciendo en el club para que cambien este tipo de cosas. Pero tenemos que ser muy cuidadosos en cómo tomar una decisión que va a afectar el trabajo"

En otra parte de la entrevista dada a AM1030, el también conductor habló de los dirigentes en el fútbol argentino y adoptó una postura crítica. "La Argentina tiene un problema dirigencial y los dirigentes cuando no les gusta algo a su manera lo cambian de forma muy abrupta. Yo creo que eso termina interfiriendo en el Estado, en el juego o lo que sea", dijo.

Finalmente, soltó que "me es difícil encontrar gente que esté pensando más que en su gestión, en vez de decir: 'Planifiquemos a diez años'. Y hay tantas urgencias, es tan diferente la realidad de cada uno que la lucha se vuelve un poco complicada. Habría que profesionalizar un poco más e incluso en sus cargos dirigenciales. Están todos muy preocupados en lo momentáneo, en el lugar que ocupan, en el poder pasar sus gestiones lo mejor que puedan sin grandes conflictos".

Comentarios