Liga Profesional

Patricio Loustau rompió el silencio y habló sobre sus errores en Tucumán: "Yo debo confiar y darle la derecha al línea"

Patricio Loustau, árbitro de Atlético Tucumán - River, dio explicaciones sobre las polémicas jugadas de Rafael Santos Borré, Nacho Fernández y Matías Suárez

Los dos penales que reclamó todo River

River igualó 1-1 ante Atlético Tucumán en el Monumental José Fierro y perdió la Superliga con Boca, que le ganó a Gimnasia en la Bombonera y se consagró campeón del torneo por tercera vez en los últimos cuatro años.

Sin embargo, hubo tres jugadas polémicas que dieron que hablar y que podrían haber significado una victoria del Millonario ante el Decano. En primer lugar, el árbitro Patricio Loustau le cobró un off-side inexistente a Rafael Santos Borré y le ahogó el primer grito al equipo de Marcelo Gallardo. Luego, no le cobró dos penales por faltas a Nacho Fernández y Matías Suárez en el segundo tiempo.

Sin ir más lejos, el árbitro rompió el silencio el día después de los hechos y explicó cada una de las situaciones: "La de Borré es una de esas jugadas que son muy difíciles sin VAR. En ese caso no tengo más alternativa que darle la derecha mi asistente. Nosotros estamos bien, estamos para decidir en la cancha", comentó en diálogo con TyC Sports.

Sobre el golpe de Leonardo Heredia a Nacho, manifestó: "El delantero impacta primero, se le va largo el control siente que no podrá dominarlo, se produce un contacto propio de ir a tratar de buscar la pelota, pero la clave tiene que ver con la intensidad y fuerza que se produjo el contacto, si eso realmente hace caer al jugador, o es un contacto que el futbolista aprovecha para dejarse caer. Sé que es debatible, pero la regla que habla de situaciones que no tienen claridad absoluta, pregona la continuidad del juego, y en eso me basé. Desde mi punto de vista, al no poder controlar bien el jugador aprovecha ese contacto".

Por último, aclaró la jugada del agarrón en el área a Suárez: "Es una disputa de cuerpos, Suárez no se cae por la sujeción de Ortíz. Vengo en diagonal, percibo que por la línea de fondo dos jugadores emprenden la carrera, hay un forcejeo natural, un leve estiramiento de camiseta. Sujetar es impedir, y no fue el caso. Percibo que ante el estiramiento de la camiseta, el delantero choca su pie con el taco del defensa y eso provoca la caída de uno sobre otro", cerró.

Comentarios