Liga Profesional

Molina Lucero se refirió a su inminente salida de Boca: "Nadie me va a decir a mí que soy un desagradecido con el club"

El joven futbolista rompió el silencio tras no llegar a un acuerdo con el Xeneize por la renovación de su contrato

Nahuel Molina Lucero contó su versión del conflicto con Boca.(Prensa Boca)

Nahuel Molina Lucero contó su versión del conflicto con Boca. | Prensa Boca

Una de las novelas más fuertes en Boca en los últimos meses tuvo al joven Nahuel Molina Lucero como protagonista. El defensor estuvo en el eje de la polémica tras no llegar a un acuerdo con el club por la renovación de su contrato y en un mes quedará con el pase en su poder.

Ahora, y por primera vez, el jugador decidió hablar y contar su versión. "Es muy difícil. Yo estuve muy poco tiempo en Reserva, solamente seis meses, y el Vasco (Arruabarrena) me sumó a la pretemporada, pero al poco tiempo, en marzo de 2016, se tuvo que ir. Después, con Guillermo jugué al principio, cuando el equipo jugaba la Libertadores y yo más que nada alternaba en el campeonato. Después estuve un año que casi no jugué, y al tiempo me fui a préstamo a Defensa y después a Central", contó sobre su experiencia en el club.

Nunca me quise ir de Boca, ni me querría ir. Había un compromiso de renovarme el contrato cuando volvía de Rosario. Después cambió todo en el club.

El jugador dejó de entrenarse con el plantel de Russo y avisó que su intención fue quedarse en el Xeneize: "Nunca me quise ir de Boca, ni me querría ir. Había un compromiso de renovarme el contrato cuando volvía de Rosario. Después cambió todo en el club. Pero desde que volví, mi idea siempre fue renovar. Pero bueno, lamentablemente no se llegó a un acuerdo". Molina Lucero avisó además que su actual vínculo con Boca "es un contrato que firmaría un chico que recién sube a Primera".

Uno de los momentos más tensos que tuvo con el club fue cuando decidió operarse de una lesión sin el visto bueno de Boca. "El club sabía. Yo tenía una lesión desde hacía tres años, en un ligamento posterior de la rodilla, saltó cuando pasé a Defensa. Tenía deshilachado el ligamento posterior y corría el riesgo de que se rompiera y eso afectara también los cruzados. Cuando volví a Boca yo los puse al tanto de la situación, los médicos lo sabían porque se los dije. Y yo, sabiendo que no iba a tener la posibilidad de jugar, decidí operarme por consejo de mi médico personal", explicó.

Tras su vuelta del préstamo con Rosario Central, el futbolista dijo que "yo iba a entrenar a Boca pero no trabajaba con el plantel. Cuando volví de Central me dijeron: 'Si no firmás contrato te vas a entrenar con la Reserva'. Cascini, la gente de la secretaría técnica. Obviamente, mientras estaban las negociaciones me permitieron trabajar con el plantel. Pero pasó el tiempo y me bajaron. Trabajé con Battaglia, con Ibarra y con el Tucu Krupoviesa. La verdad, me trataron de 10, hasta que después de que cerró la lista de la Libertadores no me dejaron ni tocar la pelota. Solamente corría alrededor de la cancha".

Finalmente, en diálogo con Olé, expresó: "Yo sé cómo me manejé y sé las cosas que hice, nadie me va a decir a mí que yo soy un desagradecido con el club, o que me quiero ir. En ese sentido estoy muy tranquilo.Preferí el silencio, no quería agregar más leña al fuego".

  • Boca
  • Molina Lucero
Comentarios