Liga Profesional

Miguel Russo y sus lecciones de táctica y liderazgo

El entrenador de Boca dejó una rica charla en la que brindó su idea en algunos conceptos clave del fútbol

Miguel Ángel Russo ofreció una interesante charla de análisis futbolero. Foto: Fotobaires

Miguel Ángel Russo ofreció una interesante charla de análisis futbolero. Foto: Fotobaires

Mientras la cuarentena continúa en la Argentina, algunos referentes del fútbol aprovechan para hablar con diferentes medios y exponer sus ideas sobre el deporte que más aman. Así fue el caso de Miguel Ángel Russo quien realizó una nota a comienzos de abril que recién hoy se conoció y en la que plantea algunas ideas sobre su forma de ver el fútbol.

Con 32 años como DT y varios más como jugador, Russo contó que el liderazgo es "comunicar lo que no piensa de la mejor manera, de la mejor forma y siempre eligiendo los momentos, respetando mucho a la persona y al futbolista". Y agregó: "con mi cuerpo técnico, igual. Hablamos de lo que tenemos que hacer, de la forma, de la idea que tenemos... Es más fácil cuando hay mucha comunicación y diálogo, sin eso es imposible en la planificación de los trabajos."

Además, consideró que "todo tiene que ver con un todo, pero principalmente me fundamento en el respeto y la alegría, buscar que todo lo que hagamos sea con alegría porque este es un juego hermoso y hay que disfrutarlo". Se trata de una entrevista llamada "Pregúntele al entrenador" que realizó para The Coach's Voices y en el que repasa algunos puntos fundamentales.

Por ejemplo, habló de las características que tiene que tener el 5 y dijo que "el volante intermedio es una pieza clave dentro de un equipo porque es el que va a romper por el medio, el que va a decidir la pausa y la velocidad y el que tiene más situaciones de ataque y defensa que cualquiera en el equipo. Junto con los laterales y las bandas son los que te arman el juego. Para que tenga espacio, se necesita muy buenas bandas, eso es clave. Tiene que ser muy pensante y, en definitiva, el que te lleva el juego de atrás hacia adelante y el que rompe por el medio, si no lo hace es muy difícil; tiene que llegar al área. Tiene que ser bastante completo y es una de las piezas que más enfoco dentro del armado del equipo"

Otro de los temas sobre los que más se habló en Boca en el último tiempo es el centrodelantero. "El tema del nueve, como de cualquier jugador, es siempre ver los momentos, las realidades y, después, las ubicaciones. Ellos tienen cosas innatas y naturales que hay que respetárselas e ir agregándole lo que el entrenador ve para beneficio del equipo. Determinar uno o una forma es difícil porque los dos son importantes, cada uno con su forma y su manera. Estará en los momentos: las situaciones que el equipo viva para poner a uno o al otro, no hay una forma definida de tal o cual jugador en un puesto. Si en este caso hablamos de los nueves, tiene que tener importancia asociada dentro del equipo, presencia, trabajo, equilibrio y también debe ser gente que necesita estar lo más cerca del área posible. Para eso se necesita un trabajo de equipo", opinó el técnico.

Consultado sobre si el fútbol debería ser dinámico o con pausas, Russo no dudó y afirmó que "el fútbol es uno solo y te lo marcan los jugadores. La unión de lo dinámico con la pausa es la clave de este juego; que los jugadores que uno pone entiendan cuando es la aceleración y la pausa. Determinar que a uno le gusta un equipo dinámico o uno con pausa, es difícil. En algún momento necesito dar pausa y en otro que sea muy dinámico, pero eso te lo da las características de los jugadores. Si tenés jugadores dinámicos, el equipo va a ser así y la capacidad del entrenador es encontrarle la pausa, es ineludible, no es algo que va de la mano. Si tenés un equipo con pausa, la pausa sola no te sirve y necesitas más dinámica. Va siempre en la categoría, en la simpleza y en la forma de adaptar la forma de juego de los jugadores a lo que uno busca y quiere. Siempre respetando su esencia, no se puede alterar".

Finalmente, explicó su manera de motivar a un futbolista y sacar lo mejor que tiene. "Hay que partir de la alegría y el respeto porque este juego es hermoso e infinito; elegir y buscar los momentos. Uno llega a lo que hicieron bien, lo que hicieron mal, como mejorarlos, hablar permanentemente, más allá del gusto futbolístico que tenga. El diálogo y la forma de este son fundamentales, tiene que ser algo simple, directo. Uno necesita mucho preparativo para hablar, las cosas que se me ocurren en la cabeza las desarrollo. Viéndolos entrenar es una de mis claves: la soltura que tiene en un montón de situaciones, lo veo al jugador correr, pegarle a la pelota, encontrar su lugar, como automatizan los movimientos, de qué forma. Y esa es la mejor manera de sacar el provecho de todos, pero no con un caso especial. Vos me hablás de Román y yo te digo que Clemente tuvo un rendimiento bárbaro, el Negro Ibarra igual, Neri Cardozo, Palacio, Palermo. Volvemos al Boca de hoy, aparte de Tevez, hay muchos rendimientos altos y tiene que ver todo con un todo. Principalmente con los más grandes que llevan un camino y los más jóvenes que tienen que ir escuchando y acelerando los tiempos y aprendiendo", cerró el DT.

Comentarios