Liga Profesional

Las dudas del fútbol argentino

El fútbol argentino comienza a buscar respuestas y soluciones respecto de lo que vendrá. Se inicia la etapa de búsquedas de consensos entre los dirigentes para hallar una salida rápida en cuento la actividad futbolística se reanude. En los últimos días surgió el fuerte rumor del regreso a la máxima categoría de los torneos de 30 equipos. Mis interrogantes y sus respuestas

Por Pablo Giralt

Las dudas del fútbol argentino

Las dudas del fútbol argentino

Mientras pasa la cuarentena, el fútbol argentino comienza a buscar respuestas y soluciones respecto de lo que vendrá. Los dirigentes de los clubes hacen malabares para que sus números cierren y puedan mantener sus cuentas al día, priorizando el pago a todos los empleados de cada institución.

Y en esa búsqueda de soluciones a sus propias economías, se inicia la etapa de búsquedas de consensos entre los propios dirigentes para hallar una salida rápida -dependiendo de las decisiones de las autoridades- en cuento la actividad futbolística se reanude.

En los últimos días surgió el fuerte rumor del regreso a la máxima categoría de los torneos de 30 equipos. Con incorporación de equipos de manera paulatina; a saber, se especula con retomar la actividad con 26 equipos en primera división (si es que por el coronavirus no se puede concluir la Copa Superliga). Llegando a los 30 participantes en la temporada 2022/2023.

La pregunta que me hago es: ¿acaso ya no experimentamos un torneo de 30? ¿hay algún indicio real que haya sido una buena idea? ¿hemos visto un buen producto con tantos equipos? ¿mejoró este formato a las categorías de ascenso?

Mis interrogantes se responden por sí solos, se caen de maduro. Es obvio, que a los clubes les conviene ya que se les allana el camino para llegar a la máxima categoría y que ese sueño aparentemente utópico puede hacerse realidad.

A mí desde lo laboral, no me cambia nada. Diez, viente o treinta es todo lo mismo. Al que le cambia es al producto “fútbol argentino”. El análisis además es matemático, a menor cantidad de equipos habrá menos desigualdad deportiva y, por ende, mejores espectáculos; con la salvedad que en nuestro fútbol la paridad es una marca registrada. Paridad que puede notarse en algún momento, pero en 29 jornadas sería casi imposible y quedarán expuestos los mas débiles. Sin hablar del efecto colateral que generan en las categorías de ascenso en donde la calidad de los equipos también es muy notoria.

La FIFA sugiere torneos de entre 18 y 20 participantes, sin embargo nosotros seguimos creyendo que la solución para complacer a todos es aumentar el número de equipos.

Para que nuestro deporte crezca es primordial que la dirigencia aprenda de los errores del pasado, de lo contrario viviremos tropezando con la misma piedra.

Comentarios