Liga Profesional

Café y goles: los 5 mejores colombianos en River

La relación entre River  y Colombia no es tan vieja. De hecho, el tiempo, siempre elástico, nos dice que el primer jugador cafetero que llegó, fue recién en 1998, cuando ya el millonario había sido bicampeón de América, ganando las copas 1986 y 1996. Buen toque, sabor y muchos goles en los mejores 5 jugadores colombianos de la historia en usar la camiseta de la banda

Café y goles: los 5 mejores colombianos en River

Café y goles: los 5 mejores colombianos en River

La relación entre River  y Colombia no es tan vieja. De hecho, el tiempo, siempre elástico, nos dice que el primer jugador cafetero que llegó, fue recién en 1998, cuando ya el millonario había sido bicampeón de América, ganando las copas 1986 y 1996. Buen toque, sabor y muchos goles en los mejores 5 jugadores colombianos de la historia en usar la camiseta de la banda.

La directiva de ese momento sabía de varios delanteros que estaban en el candelero del fútbol colombiano pero no se había decidido por alguna contratación. Pero apareció un joven alto, gran cabeceador, con potente remate y que pensaba en gol sin necesidad de ver el arco. Un goleador nato, la expresión utilizada por los puristas. Juan Pablo Ángel. Su gran campaña con Atlético Nacional le garantizó un puesto en River, le dio la oportunidad de ser pionero y de recorrer el camino antes que otros. Un vez que Ramón Díaz lo probó como delantero titular, nunca más salió. Debutó el 20 de febrero en el empate 2-2 con Rosario Central en la segunda fecha del Torneo Clausura. Aimar, Ortega, Saviola y Ángel. Hincha de River que está leyendo, no es un sueño, estos eran la delantera más letal de América por esos momentos. Campeón y goleador en el Apertura 99 y Clausura 2000, Juan Pablo Ángel  pasó de ser un refuerzo para convertirse en ídolo.

El segundo cafetero en esta lista es el reemplazante natural e ángel en el fútbol colombiano a nivel generación. En plena crisis de  2001, otro joven delantero, ágil y vehemente, arribó a Buenos Aires para hacer proceso con el River. En 2005 debutó, más exactamente el 6 de marzo, en un encuentro contra Instituto en el Monumental. Reinaldo “Mostaza” Merlo se jugaba con el juvenil promesa de las inferiores y lo mandó a la cancha por la “Gata” Fernández. Así Radamel Falcao García sumaba sus primeros minutos de una historia que llegó a 111 partidos oficiales, 45 goles y la corona en el Clausura 2008 bajo el mando de Diego Simeone. Un delantero top del mundo que comenzó su carrera en River, dejando números y actuaciones tan impresionantes que se marchó rápidamente a Europa para repartir sus dotes en el viejo continente.

Otro delantero colombiano vendría a inflar las redes del Monumental. Esta vez sería un poco diferente porque ya había tenido su paso por Racing y Lanús, teniendo buenas actuaciones pero un par de escándalos que lo eyectaron de las instituciones. Teófilo Antonio Gutiérrez, oriundo de Barranquilla, ídolo en Junior y con muchos equipos para la corta edad del jugador. Pedido por Ramón Díaz, llega desde Cruz Azul. Un goleador con mucha clase e indomable en sus reacciones. Jugó 70 partidos y 28 goles. Tuvo tardes de furia y otras de gloria como aquella en Belo Horizonte para despachar al Cruzeiro de visitante y encaminarse al título de la Copa Libertadores 2015. En total, ganó 5 títulos con la banda. Café, sonrisas y goles y las locuras de Teo pasaron por River.

Cada apuesta que realiza Marcelo Gallardo en los últimos tiempos se convierte en ganancia. Muchos jugadores que llegaron sin tanto nombre, terminaron siendo potenciales ídolos de la institución millonaria. El ojo del entrenador se encuentra muy a gusto buscando estos jugadores que vienen con poco cartel. Tal es el caso de Rafael Santos Borré, el oriundo de Barranquilla que llegó con tan sólo 21 años y un paso errante por Atlético Madrid y Villareal. Un proyecto que podía salirle caro a Gallardo. El “Rafa” se fue acomodando lentamente al ritmo del fútbol argentino y en especial a la exposición de un club como River. Algunos goles y murmullos se terminaron cuando explotó en la Copa Libertadores 2018, siendo campeón en Madrid ante su archirrival de toda la vida, Boca. Un gran certamen para el delantero que además de goles, aportó sacrificio siendo unos de los valores altos en esa campaña tan exitosa. Fue el goleador de la pasada Superliga en donde River peleó hasta el final y tiene contrato un año más con la institución millonaria.

Los jugadores de cualquier club pueden pasar desapercibidos durante un tiempo, ser un más de un equipo que gana y no tan queridos por la hinchada. Pero basta un gol importante para pasar a ser valorados al punto de las fanfarrias populares de la hinchada millonaria. En este caso, el gol tiene una yapa histórica, Juan Fernando Quintero convirtió el gol más importante de la historia del club millonario. Final de Copa Libertadores en tiempo suplementario ante Boca. Un escenario de película que cualquier director quisiera realizar. Juan Fer se despecha con un remate furibundo que vence al arquero Andrada y va a parar a miles de corazones y gritos en dos continentes. Miles en España y otros miles en Argentina. River campeón de la Copa Libertadores 2018. Gol del oriundo de Medellín. Dicen que un gol no puede hacer un carrera, en este caso es diferente, una situación nunca antes vivida en la historia del fútbol argentino. Y Quintero fue el protagonista.

Muchos goles en la historia de River vinieron desde Colombia. Cumbia, sabor y el gol más importante de la historia millonaria huelen a café.

Comentarios