Selección

"La única manera de voltearnos fue sacando a Diego de una manera muy extraña", sostuvo Abel Balbo al recordar el Mundial del '94

Jugó dos los Mundiales de Italia '90 y Estados Unidos '94 con la Selección Argentina. Un repaso en TNT Sports de aquellas experiencias
 

Abel Balbo y su recuerdo del Mundial de 94

Hoy se cumplen 30 años de la presentación con derrota frente a Camerún en la Copa del Mundo de Italia. Ante 73.780 espectadores se jugó en el estadio Giuseppe Meazza el partido inaugural del torneo. Abel Balbo, con la camiseta número 3 recuerda ese partido: “El debut fue jugar de titular con los campeones del mundo que cuatro años antes miraba por televisión. Quizá eso me traicionó por no estar preparado anímicamente para tanto. Si Camerún jugara en el fútbol actual tienen que suspender el partido porque termina con 6 jugadores. La fuerza física era su arma principal y pegaban muchísimo”, recuerda en referencia al partido que los africanos ganaron con gol de Francois Omam-Biyik y en el que fueron expulsados André Kana-Biyik y Benjamin Massing.

El equipo era la fuerza del grupo. Bilardo en eso era un experto, un genio formando grupos. Diego tenía el tobillo hecho pedazos, y aguantaba el dolor. Era nuestro líder como en el ‘86 y ‘94. Gracias a sus genialidades y a la inspiración de Caniggia llegamos a una final, quizá no merecida por como jugamos, pero sí por el nivel de esfuerzo”, recordó Abel Balbo su paso por Italia '90 en charla con TNT Sports.

Cuatro años después Argentina llegó a Estados Unidos ’94 después de atravesar unas complicadas Eliminatorias Sudamericanas en las que Abel Balbo no participó por una decisión personal. Volvió a la Selección Argentina para el repechaje frente a Australia, coincidiendo con el retorno de Diego Maradona. Balbo fue clave marcando en el partido de ida en Sidney.

Ese equipo ganaba el Mundial. Argentina venía de ser Campeón y Subcampeón del Mundo. Brasil no arrimaba ni cerca de las finales y éramos los que le podíamos arruinar la fiesta. Al inicio nos subestimaron por las eliminatorias, pero el equipo estaba muy firme. La única manera de voltearnos fue sacar a Diego”, recuerda Balbo. Brasil fue Campeón y Abel tenía una estrecha relación con Aldair, compañero en la Roma: “Hablábamos seguido. Sabía lo que pensaban de nosotros y el respeto de Brasil a ese equipo argentino”.

Comentarios