Selección

La mano de Tulio que eliminó a Argentina

Hace 25 años, la Selección de Passarella fue eliminada de la Copa América por Brasil, que empató el partido de cuartos de final gracias a un recordado gol ilícito y después ganó en los penales

Por Federico Del Río

La Copa América de 1995 fue el primer desafío importante para Daniel Passarella como técnico de la Selección Argentina. El Kaiser se hizo cargo de la conducción después del Mundial de Estados Unidos del año anterior, que marcó el final de la era Basile. Después de cuatro años exitosos en River, en lo que había sido su primera experiencia como entrenador, llegó al equipo nacional casi como contracara del Coco para cortar pelos largos, sacar los aritos y las gorritas con publicidades.

El inicio de esa Copa que se disputó en Uruguay fue con un triunfo ante Bolivia y luego una goleada por 4-0 a Chile hasta que se produjo un inesperado 0-3 contra Estados Unidos que dejó a la Argentina en el segundo puesto del Grupo C. Ese resultado hizo que el equipo de Passarella tuviera el peor rival para los cuartos de final: Brasil, que había ganado sus tres encuentros, con seis goles a favor y ninguno en contra. De haber al menos empatado contra los norteamericanos se hubiera cruzado con México.

El clásico sudamericano se disputó en Rivera. Rolando Cristante; Javier Zanetti, Fernando Cáceres, Néstor Fabbri, José Chamot; Diego Simeone, Leonardo Astrada, Juan José Borrelli; Ariel Ortega; Abel Balbo y Gabriel Batistuta fue la formación que puso de entrada Passarella contra un Brasil que tenía a Taffarel en el arco, Roberto Carlos en el fondo, Dunga en el medio y Edmundo en el ataque. De entrada, a los dos minutos, Balbo puso el 1-0. Edmundo emparejó rápido y Bati clavó el 2-1 con que terminó el primer tiempo. Aunque antes de irse a los vestuarios hubo una jugada clave: la expulsión de Astrada.

Argentina se quedó con 10 y el Kaiser sacó a Ortega en el entretiempo para poner a Roberto Ayala. A los 15 minutos, salió Batistuta y entró Hugo Pérez. La Selección estaba replegada y resistía para conseguir el pase a la semifinal mientras el equipo de Zagallo, campeón del mundo vigente en ese momento, buscaba el empate que encontró a los 36: Tulio bajó la pelota con la mano y la picó de zurda ante la salida de Cristante. Los jugadores argentinos salieron volando a protestarle al árbitro peruano Alberto Tejada, pero no hubo caso. No eran tiempos de VAR y el 2-2 llevó la definición a los penales, donde Brasil ganó por 4-2.

Perico Pérez y Alberto Acosta (había reemplazado a Balbo) convirtieron los suyos, pero después fallaron Simeone y Fabbri, y Argentina se quedó afuera de la Copa América. “Los argentinos no pueden reclamar porque no reclamaron con la mano de Maradona en el 86. Esa fue la Mano de Dios. La mía, la de la Virgen María, a quien yo amo más que a Dios”, contó Tulio varios años después de su avivada, que le costó la primera eliminación a la Selección de Passarella.

Comentarios