Selección

Hace 27 años, Maradona ganaba su último título con la Selección Argentina

En Mar del Plata, el 24 de febrero de 1993, Diego levantó la Copa Artemio Franchi después de ganarle por penales a Dinamarca. Fue el cruce entre los campeones de la Copa América 91 y la Eurocopa 92

Por Federico Del Río

Diego Maradona y Gabriel Batistuta celebran la obtención de la Copa Armetio Franchi

Diego Maradona y Gabriel Batistuta celebran la obtención de la Copa Armetio Franchi

No fueron muchas las medallas doradas que Diego Maradona pudo colgarse vistiendo la camiseta de la Selección a pesar de su enorme figura. Fue dos veces campeón del Mundo (con el Juvenil en el 79 y con la Mayor en el 86), con todo lo que eso significa, pero después le resultaron esquivos otros títulos como, por ejemplo, la Copa América. Apenas una vez más pudo levantar una copa vestido con la celeste y blanca, y este 24 de febrero se cumple un nuevo aniversario de la que fue la última estrella que el 10 cosechó para Argentina. Fue en 1993, hace ya 27 años, cuando festejó la Copa Artemio Franchi con el plantel que comandaba Alfio Basile.

Artemio Franchi fue un directivo italiano que presidió la UEFA y fue vicepresidente de la FIFA. Murió en un accidente de tránsito en 1983 y en su homenaje se creó el trofeo que se disputaría entre los campeones de América y Europa. La primera edición fue en 1985 y Francia le ganó el cruce a Uruguay. La segunda (y última) edición fue la que protagonizó Argentina, por haber ganado la Copa América 91, y Dinamarca, sorpresivo campeón de la Eurocopa 92. El estadio José María Minella fue el elegido para disputar el partido único que definiría al campeón

Basile llegó invicto a ese encuentro. Llevaba 22 partidos desde el inicio de su ciclo sin perder, con una base a la que se le acaba de acoplar Maradona para disputar la semana anterior el clásico frente a Brasil, un partido en el que se celebró los 100 años de la AFA. Diego se había peleado con los dirigentes de Sevilla para poder participar de los partidos con la Selección. Y, claro, volvió a ser el dueño de la camiseta número 10 y de la cinta de capitán que hasta entonces había quedado en el brazo izquierdo de Oscar Ruggeri. Aquella noche en Mar del Plata, Argentina formó con Sergio Goycochea; Néstor Craviotto, Jorge Borelli, Sergio Vázquez, Ricardo Altamirano; Diego Simeone, Alejandro Mancuso, Diego Maradona, Leo Rodríguez; Claudio Caniggia y Gabriel Batistuta.

A los 12 minutos, un gol en contra de Craviotto (insólitamente la clavó de cabeza en el ángulo) puso en ventaja a los daneses, pero rápidamente el equipo argentino se recuperó y tras una buena jugada entre Simeone y Batistuta apareció Caniggia abajo del arco para empujar la pelota y marcar el empate a la media hora de partido. El resultado no varió ni siquiera en los 30 minutos suplementarios por lo cual la copa se definió por penales y ahí, como en el Mundial de Italia 90, la figura de Goyco fue decisiva

Diego pateó el primer penal para Argentina y definió junto al palo derecho. También convirtieron Batistuta, Simeone y Mancuso hasta que Caniggia se la entregó a las manos del arquero. Goyco ya había tapado el penal anterior y también atajó el siguiente por lo cual la definición de Julio César Saldaña (había reemplazado a Craviotto) fue el 5-4 decisivo para festejar la conquista de la Copa Artemio Franchi. Fue la última vez que Maradona besó una copa con la camiseta de la Selección, ya que unos meses más tarde no formaría parte del plantel que obtuvo la Copa América que se disputó en Ecuador. Su vuelta a la Selección se dio a fines de octubre para disputar el repechaje de las Eliminatorias frente a Australia, donde Argentina sufrió para llegar al Mundial 94, el que marcaría el final de Diego con la celeste y blanca.

Comentarios