Selección

El debut con gol incluido de Messi en los Mundiales

En el 2006, ante Serbia y Montenegro, el 10 que vestía la camiseta número 19 festejó su primer tanto en una Copa del Mundo. En total, suma seis gritos repartidos entre el 2006, 2014 y 2018. En Sudáfrica 2010 no convirtió

Por Federico Del Río

Hace 14 años, Lionel Messi jugaba su primer partido en un Mundial. Después de no haber tenido la chance de entrar contra Costa de Marfil, José Pekerman lo puso en el segundo tiempo de la segunda fecha en Alemania 2006, la tarde que Argentina goleó por 6-0 a Serbia y Montenegro. El 10 que en ese entonces se vestía con la 19 (porque el número emblemático le pertenecía a Juan Román Riquelme) ingresó a los 29 minutos del segundo tiempo en lugar de Maxi Rodríguez, con un 3-0 ya a favor. Y en ese ratito nomás le alcanzó para asistir a Hernán Crespo en el 4-0 y convertir el último tanto de la goleada después de una buena combinación entre Crespo y Tevez, quien le sirvió la pelota para la definición.

"Messi es un fenómeno, tiene una marcha más que el resto. Yo lo respeto mucho a Pekerman, pero Leo tiene que jugar", se entusiasmó el propio Diego Maradona, que fue el espectador de lujo que hubo ese día en Gelsenkirchen. Y el propio crack contó que "antes del partido Maradona se me acercó y me deseó suerte. Eso fue una gran motivación". Más allá del 6-0 que ya le aseguró a la Argentina la clasificación a los octavos de final incluso antes de enfrentar a Holanda en el último partido del grupo, el gran tema del día fue el debut de Messi.

Maxi Rodríguez, en dos oportunidades, Esteban Cambiasso, Crespo y Tevez fueron los otros goleadores de aquel triunfo frente a Serbia y Montenegro, con la camiseta azul como vestimenta. Messi fue titular en el encuentro siguiente contra Holanda, entró unos minutos frente a México en los octavos de final y su imagen sentado en el banco de suplentes, desilusionado por no haber podido entrar la tarde de la eliminación frente a los alemanes es una de las fotos más recordadas de aquel Mundial del 2006.

Lo sorprendente en cuanto a los goles de Messi en los Mundiales fue que hubo que esperar ocho años para verlo convertir nuevamente. Recién en Brasil 2014 pudo darse ese gusto, porque su falta de efectividad fue la gran cuenta pendiente en sus cinco partidos en Sudáfrica 2010, con Maradona ya no en la tribuna sino sentado en el banco como entrenador de la Selección. En Brasil sí aportó para ese equipo que llegó hasta la final donde otra vez los alemanes fueron la bestia negra de la Selección Argentina.

En el 2014, hizo un gol en el triunfo 2-1 ante Bosnia-Herzegovina, otro en el último minuto para ganarle a Irán y dos en la victoria 3-2 contra Nigeria para cerrar la primera fase. Luego, a partir de octavos de final volvió la sequía: no pudo meterla en ninguno de los partidos de eliminación directa. Su baja cuota goleadora en los Mundiales se reactivó en Rusia, cuando hizo el primer gol frente a Nigeria, el día que Marcos Rojo le dio la clasificación agónica al equipo de Sampaoli para avanzar a los octavos de final. Fue el único tanto que consiguió en el último Mundial, para cerrar su cuenta, hasta ahora, de seis goles en 19 partidos en Copas del Mundo.

Comentarios