Selección

"Bilardo juntó a la gente que tenía hambre de ganar el Mundial en ese momento" recordó el ex futbolista Pedero Pasculli

El campeón del mundo en México 86 repasó la conquista y aseguró que el gol que convirtió contra Uruguay fue el más importante en su carrera

Pedero Pasculli recordó la obtención del Mundial de México 1986. Foto: EFE

Pedero Pasculli recordó la obtención del Mundial de México 1986. Foto: EFE

El Mundial de 1986 en México es seguramente uno de los puntos más altos a nivel futbolístico que vivió la Selección Argentina. El recuerdo imborrable de Diego Maradona en su mejor versión y un ciclo que terminó con el equipo alzando la segunda Copa para el país.

Y uno de los que fue protagonista de aquel plantel fue Pedro Pasculli, delantero surgido en Colón pero que se destacó en Argentinos. El ex futbolista habló mano a mano con TNT Sports y reconoció que en aquel torneo "Bilardo juntó a jugadores que tenían hambre de ganar". Sobre el cabezón, avisó que "no sé si hubiéramos ganado el Mundial si él no estaba".

El ex futbolista repasó las últimas instancias de México 86, en especial el duelo contra Uruguay en el que la Selección ganó 1 a 0 con gol de él. "Fue el gol más importante de mi carrera futbolística", sentenció además de explicar que aquel fue el partido más difícil de la Copa. Además, contó que "fue un partido muy chivo, ellos eran candidatos en ese Mundial".

"Bilardo nos hizo visitar cada lugar en la previa del Mundial. Como tres meses dando vuelva, partidos amistosos, en la altura...", recordó sobre la preparación que realizó el técnico antes de la cita mundialista. Sobre el DT, destacó que "Bilardo juntó a la gente que tenía hambre de ganar el Mundial en ese momento. Fue fundamental lo del Narigón. No sé si hubiésemos ganado el Mundial con otro técnico".

Repasando el duelo ante Inglaterra, repasó los dos goles de Maradona y dijo sobre la "Mano de Dios": "Fue tan rápido, tan habil Diego que apenas saltó los ingleses se lo querían comer a Maradona. Ni nos dimos cuenta en el momento. Él estaba solo y nos decía 'cuándo vienen a abrazarme'. Él dice siempre que fue con la cabeza pero a nosotros nos dijo que fue con la mano, con el puño. Nos cagamos de risa. Fue una picardía futbolística."

 

Sobre el segundo tanto, explicó que "cuando se la da el Negro Enrique y apuntaba para adelante sabíamos que iba a ser gol. Después cuando lo hizo el estadio Azteca se vino abajo." Pero no fue el único rival que dejó en el camino la Selección: "Bélgica también era muy duro. Los belgas tenían un buen equipo, sabían jugar a la pelota, eran muy chivos."

Para cerrar, explicó sobre el partido decisivo contra los alemanes. "De la final me acuerdo todo porque es imposible olvidarse. Los alemanes son duros. Son como los gatos, tienen siete vidas. Sabíamos que ese era el mundial nuestro. Sabíamos que lo teníamos que ganar.", explicó. Y finalizó contando que "Biladro era un tipo preparadísimo. Sabía todo de todos los jugadores."

>
 
Comentarios