Opinión

Scaloni distingue a Gallardo

Aunque a veces en Núñez se sienten perjudicados, el DT de la Selección con cada convocatoria de jóvenes de River jerarquiza el trabajo del Muñeco. Lo eleva. Lo agiganta. Ahora a Julián Alvarez se le suman Enzo Fernández y Santiago Simón. Otra potente señal de reconocimiento para el técnico que esta semana llegó al New York Times.

Lionel Scaloni, con sus convocatorias, viene distinguiendo a Marcelo Gallardo y su trabajo desde hace tiempo. Ahora, de nuevo.
Lionel Scaloni, con sus convocatorias, viene distinguiendo a Marcelo Gallardo y su trabajo desde hace tiempo. Ahora, de nuevo.

Por Enrique Gastañaga

Marcelo Gallardo se ha transformado en un coleccionista de reconocimientos. Esta semana hasta el New York Times resaltó sus virtudes e invitó a los poderosos clubes europeos para que se decidan a contratarlo. Ahora también Scaloni agiganta al Muñeco con la convocatoria para los clásicos que se vienen contra Uruguay en Montevideo y ante Brasil en San Juan. El DT de la Selección, con sus elecciones, jerarquiza al de River. Lo eleva. Lo destaca. Lo distingue. Lo agranda aún más.

Seguro que esta vez no habrá quejas potentes del Mundo River por la decisión de Scaloni, como había ocurrido en la previa de la última triple fecha de Eliminatorias ante la citación de Julián Alvarez, la estrella de estos días, el mejor jugador hoy del fútbol nuestro. Gallardo públicamente había pedido un guiño para que lo liberaran, apoyado en que durante los llamados anteriores había acumulado ínfimos minutos celestes y blancos. Scaloni no lo escuchó.

A diferencia de aquella ocasión, en esta doble jornada no se jugarán al mismo tiempo los partidos de la liga argentina. Al cabo, River no se sentirá tan perjudicado como en el parón de octubre. Es real que, ante tantos lesionados y de cara a la resolución del campeonato, cuantos menos convocados mejor.

Ahora, lejos de aquellos días de debate por Julián Alvarez, ya se disolvieron las dudas maliciosas que le adjudicaban a Scaloni una alta dosis de insensibilidad con el Muñeco, como si le encantara ponerle piedras en el camino a él y a River.

No existe piel entre Scaloni y Gallardo. Se nota. Hay un ruido en esa relación que no es grave, pero se percibe. Eso sí, a veces no vale la pena enroscarse con determinadas cuestiones porque, en el fondo, nada afectan y son ultra simples. Lo único que hace el DT celeste y blanco es tomar decisiones.

El mejor equipo del fútbol argentino es River. El que mejores jugadores tiene es River. Si el técnico de la Selección debe rescatar futbolistas de la liga local lo más lógico es que elija a los de River. Si Julián Alvarez disfruta una actualidad brutal que moviliza a gigantes europeos como el Milan, lo más coherente es que el DT de Argentina lo convoque.

Esta vez, con algunas bajas y con otras incógnitas, Scaloni no sólo incluye a Julián Alvarez en el grupo de nominados. También aparecen Santiago Simón, el pibe de 19 que el técnico de River largó a la cancha hace apenas un par de meses, y Enzo Fernández, el chico de 20 que creció en el paso a préstamo por Defensa y Justicia y volvió a Núñez a pedido de su entrenador, dibujando en las últimas semanas sus producciones más convincentes. Uno y otro ya habían disfrutado momentos en las Selecciones Juveniles.

El DT campeón de América en el Maracaná quiere observarlos entrenar en vivo y en directo, quiere que compartan horas con las estrellas “europeas”, pensando en ampliar el abanico de opciones a futuro. Le interesa la Selección, por supuesto. Se trata de su prioridad. Entonces, es comprensible que en el manojo de chicos con horizonte surjan Enzo Fernández y Santiago Simón. Después, ya es secundario si a uno cita como posible opción de recambio ante Uruguay y Brasil y si a otro lo convoca solamente como sparring.

De cualquier modo, aunque algunas miradas interpreten que el DT de la Selección en ciertos casos perjudica al de River, la realidad es que Scaloni con sus decisiones al cabo siempre destaca el trabajo de Gallardo. Lo distingue. Lo eleva. Lo agiganta. Lo agranda todavía más. No sólo con Alvarez, Simón y Fernández. También en esta última nómina aparecen Montiel, Martínez Quarta, Guido Rodríguez y Palacios, que ya no están en River pero que fueron llevados de la mano por el Muñeco de distintos maneras, según los casos. De 34 convocados, hay 7 moldeados por el técnico que marca tendencia en el fútbol argentino. Vaya reconocimiento.

Gallardo formatea jóvenes, los pone a punto y los impulsa. Scaloni los valora, los elige y los sube a su Scaloneta. No es para que River y el Muñeco se enojen. Es que para que River y Gallardo se llenen de orgullo. Siempre.

Lo más Visto