Opinión

La vida es un sueño

Hubo un tiempo que fue hermoso y parecía que Messi iba a ser libre de verdad. Y hubo miles de hinchas de Newell's, club donde La Pulga hizo sus primeros palotes futbolísticos, que bailaron, cantaron y se movilizaron por un sueño

Por Leonardo Gentili

Hace unos días, cuando Lionel Messi amagó irse de Barcelona, el mundo del fútbol se estremeció. Apenas el club catalán recibió la carta documento del rosarino comenzaron a barajarse posibles destinos para él: Manchester City, Inter, PSG, Juventus y... Newell's Old Boys. Precisamente en Rosario se "encaravanaron" por un sueño.

Finalmente, tras mil idas y vueltas, Lionel Messi continuará en Barcelona. Aunque hubo un tiempo que fue hermoso y parecía que Leo iba a ser libre de verdad. Cuando todo parecía indicar que Messi dejaba Barcelona, a diez mil kilómetros de Cataluña, hubo miles de hinchas de Newell's, club donde 'La Pulga' hizo sus primeros palotes futbolísticos, que bailaron, cantaron y se movilizaron por un sueño. Ninguno de ellos, en su sano juicio, podía creer que el mejor futbolista del mundo recalara en 'La Lepra' aunque, ¿quién les quita lo soñado?  

Coincidente con la estadía de Jorge Messi, el padre, en la ciudad, los fanáticos rojinegros se organizaron, congregaron y armaron una multitudinaria caravana a la que denominaron: "Tu sueño, nuestra ilusión". La movilización arrancó en 'El Coloso' del Parque de la Independencia, recorrió parte de la costanera y culminó en el monumento a la bandera. En tiempos de pandemia, la manifestación fue en autos y algunos de a pie intentando respetar el distanciamiento social, al menos fue lo que pidieron los que organizaron el encuentro vía redes sociales.

Ni propios, ni extraños permanecieron ajenos a semejante locura, a tono con lo deseado. Hasta Ignacio Scocco, ídolo 'leproso' de regreso en el club, quiso decir lo suyo: "No sé si están dadas las condiciones. Debo ser realista". A los miles de simpatizantes que se desparramaron por Rosario no les hablen de realismo. Ellos por unos días fueron felices con el solo hecho de imaginarlo a Leo con la '10' rojinegra.

Ya lo escribió, allá por el 1600, Calderón de la Barca, no del Barsa: "¿Qué es la vida? Una ficción, una sombra, una ilusión, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son". Y si no, que lo digan los hinchas de Ñuls.

Comentarios