Opinión

La reconversión de Battaglia se tienta con Cardona

Boca, que mejoró su propuesta y su juego con Sebastián Battaglia como técnico, ahora puede volver a la conducción de Cardona 

Por Martín Castilla

La reconversión de Battaglia se tienta con Cardona(Fotobaires)

La reconversión de Battaglia se tienta con Cardona | Fotobaires

Después del triunfo sobre Atlético Tucumán, el rostro de satisfacción del técnico de Boca, Sebastián Battaglia, dio paso a una frase contundente: “Somos un grupo que estamos todos unidos tirando para adelante, desde el primer día la idea fue ayudar a todos y que todos estén preparados para cuando les toque entrar y cuando los necesitemos, puedan responder. Necesitamos de varios muchachos y así las cosas terminan bien”. En el medio de jugadores con conflicto con la dirigencia, con demandas porque no tienen minutos y la necesidad del resultado, el entrenador instaló una corriente de optimismo y envió un claro mensaje de cara a los desafíos que tiene por delante.

Los primeros pasos del ciclo de Battaglia propusieron otra idea de juego, oportunidades para los juveniles y duelos con el rival de turno como también consigo mismo. El examen con Atlético Tucumán tuvo una particularidad más: la vuelta de Edwin Cardona como titular. Una cuestión siempre bienvenida, pero con aspectos a tener en cuenta. El entrenador quedó conforme con la actuación del equipo y, entre los puntos más destacados, valoró la conducción y el brillo del colombiano, que viene de dejar atrás los cortocircuitos por su llegada tarde después de la Copa América. Con altibajos, Cardona fue el conector con los de arriba, tuvo compromiso y buscó triangular para encontrarse con Juan Ramírez. Poco a poco se convirtió en una las piezas más aplaudidas por el técnico.

Este miércoles, Boca se medirá ante Patronato en Santiago del Estero, por los cuartos de final de la Copa Argentina. Por la Liga Profesional, recibirá a Colón en la Bombonera y, después, será el turno del Superclásico con River, el domingo 3 de octubre, en el Monumental. Battaglia debe decidir entre seguir dándole partidos a Aaron Molinas, habilidoso y punzante, o caer en la tentación de devolverle la conducción del equipo al experimentado Cardona, desequilibrante en el campo e impredecible fuera de la cancha.

Comentarios