Opinión

La metamorfosis de Agustín Almendra

El volante de Boca, de 21 años, está recuperando el nivel que demostró en sus comienzos; quién lo ayudó en su resurrección futbolística y por qué se cree que será convocado en la selección

Resumen Huracán 0-3 Boca
 - Javier Gonzalez Toledo (Javier Gonzalez Toledo)
- Javier Gonzalez Toledo (Javier Gonzalez Toledo)

Por Martín Castilla

Muchas veces los vaivenes en la carrera de los futbolistas responden a decisiones tomadas y no a factores que tienen que ver con sus cualidades. Hace un año Agustín Almendra pensaba dejar el fútbol y pedaleaba sin rumbo por las calles de Tucumán. “Estuve un tiempo alejado del club por malas decisiones, pero por suerte ahora me está yendo bien. Hoy estoy contento, cosa que antes no me pasaba”, confesó el volante de Boca, de 21 años, que dejó atrás los tiempos en los que estaba enojado porque no jugaba y pretendía ser transferido ante la primera oferta.

Este Almendra versión 2021 puede presumir de ser importante para lo que pretende Sebastián Battaglia. Siempre está arriba en los índices que miden la calidad, la precisión y la ubicación en el mediocampo. Tiene control de pelota, pases certeros, da soporte a sus compañeros y marca golazos de media distancia, como frente a Lanús y Huracán. Atrás parecen haber quedado los momentos ásperos. Mucho tuvo que ver el grupo y especialmente el acompañamiento de Marcos Rojo (compartieron horas de kinesiología en la recuperación de sus lesiones y vacaciones en familia). “Almendra tiene 21 años recién y lo recuperamos, es una maravilla para nosotros, porque estuvo siete meses en la casa sin entrenarse. Rojo nos dio una mano grande con él. Ahora Agustín está contento, nos pone felices verlo disfrutar cada día”, reconoció Juan Román Riquelme, vicepresidente del club.

Almendra transmite mayor seguridad y convicción en sus recursos y posibilidades. Esto lo llevó a convertirse en una pieza clave en Boca. Entrega una versión estratégica para provocar el desgaste en sus rivales y para ir esmerilando sus fuerzas y ánimo. Abre los partidos con habilitaciones y goles. En la última victoria con Huracán completó un partido entero después de cinco meses (la última vez fue ante Barcelona, por la Copa Libertadores).

En Boca es una cuestión admitida que tienen en Almendra a un jugador de selección. “Es de otra categoría, juega a otra cosa. Él decidirá qué hará. Si quiere jugar en la selección o en Europa, lo va a lograr”, opinó Riquelme hace unos días. A diferencia de lo que ocurría hace un año, cuando quería dejar el fútbol y sufría problemas personales, Almendra está cubriendo las expectativas y este puede ser el momento de su definitivo despegue.

Lo más Visto