Opinión

La espera desespera

La ansiedad por correr detrás de la pelota, a veces, genera idas y vueltas, confusiones y hasta quebrantamiento de la cuarentena. La espera se hace larga y la pasión no sabe de paciencia

Por Leonardo Gentili

El Estadio Monumental a la espera de fútbol(EFE)

El Estadio Monumental a la espera de fútbol | EFE

Hubo una época en la que Luca Prodan quería saber en qué andaba el psicoanálisis contemporáneo, el lacanismo. A Luca lo ayudó en su búsqueda el inolvidable Tom Lupo, hombre de radio y poesía, que abrevó en la teoría de Lacan: "El hombre en lo afectivo no progresa, lo que progresa es la tecnología". A modo de resumen Tom agregó: "El tiempo pasa y nos vamos poniendo tecnos", a lo que Luca respondió: "Acabás de darme una idea bárbara. Vamos a grabar "Años" de Pablo Milanés".

Haciendo una analogía con el fútbol vernáculo, el tiempo pasa y nos vamos poniendo tensos ante la cuarentena que se extiende y el deporte más popular de los argentinos que no tiene visos de regreso. Frente a esta situación el plantel de Deportivo Riestra, conjunto de la Primera Nacional, volvió a los entrenamientos infringiendo las normas. Las imágenes se viralizaron, lo que generó que hasta el mismísimo presidente de la República, Alberto Fernández, se hiciera eco de lo ocurrido: "Hay que ser cuidadosos". Más expeditivo fue el comité de seguridad de la ciudad de Buenos Aires que directamente clausuró el club.

Transcurre el tiempo y mientras la ambición de los futbolistas descansa el músculo duerme, por lo que los jugadores son los primeros en querer despertarlo. Como hicieron los de Godoy Cruz, en Mendoza, quienes se juntaron en un predio propiedad de José Mansur, presidente de la institución, para empezar a moverse. La respuesta de la AFA no se hizo esperar: "No pueden cortarse solos".

Tal es el deseo de volver a practicar que Leonardo Ponzio, referente de River, habló con Andrés D'Alessandro, del Inter de Porto Alegre, para preguntarle por los protocolos que se están usando en Brasil desde hace un mes, fecha en la cual regresaron a los ensayos futbolísticos.

La situación también involucra a los directores técnicos, tanto es así que Marcelo Gallardo, el entrenador "millonario", habló del tema con el presidente de la Nación. Por su parte un reconocido hombre del ascenso, Guillermo Szeszurack, DT de Excursionistas, equipo que milita en la Primera C, posteó en su cuenta de Twitter una foto de varios runners corriendo por Palermo y escribió: "Todo bien... Pero yo les aseguro que nuestro entrenamiento en el estadio va a tener más control de seguridad y distanciamiento. ¡Queremos trabajar!".

Y no son solamente los trabajadores de la pelota los que no ven la hora de volver a pegarle al balón, al menos en los entrenamientos. En diferentes puntos del país hubo vecinos que transgredieron la cuarentena y algunos incluso fueron detenidos... ¡Todo por jugar a la pelota!

Es evidente que en esta divina comedia futbolera todavía faltan varios círculos del infierno que atravesar para luego llegar al purgatorio y finalmente, cuando empiece a rodar la número cinco, al tan ansiado paraíso. Mientras tanto la espera desespera, aunque en el fondo todos tengan un cierto consuelo porque saben, en definitiva, que el cielo puede esperar.

  • Fútbol
Comentarios