Opinión

Falcioni ya tiene su decálogo tapabocas

Aunque casi nadie en él creía, Julio César reconstruye a Independiente a su manera. Con el perfil bajo de siempre. Con una línea de 5 que otros grandes repiten. Potencia y recupera jugadores. Planifica por si Alan Franco se va. Más Emperador que nunca. ¿Este Falcioni es el mejor de todos los Falcioni?

Por Quique Gastañaga

Independiente, a paso firme con Falcioni(Fotobaires)

Independiente, a paso firme con Falcioni | Fotobaires

Podrían diseñar barbijos con su rostro, con sus iniciales, con la imagen que parezca más marketinera. No sería una exageración impulsar los "Tapabocas Falcioni". Es que nadie creía en JCF, pero ahí está reconstruyendo a Independiente con casi las mismas piezas de un rompecabezas que parecía imposible de armar. Ahí está Julio César también marcando tendencia en el fútbol argentino, desafiando preconceptos de todo tipo. Más Emperador que nunca.

Es que Independiente, sin cambiar muchos nombres, cambió mucho por la mano de Julio César. Tanto que Falcioni ya tiene su decálogo tapabocas. A repasar:
#1 La línea de 5. Cuenta un dirigente de Independiente que no los sorprendió Falcioni cuando plantó el equipo con una defensa con cinco hombres. Julio se los había adelantado en una de las primeras charlas, antes de firmar. Observaba demasiada fragilidad. Había que hacerse fuerte desde atrás. Ahí sí, en el momento en que JCF se los dijo, abrieron sus ojos bien grandes porque sintieron que no iba de la mano con la historia del club. Falcioni se encontraba convencido. Sabía que este Independiente está muy pero muy lejos de aquellos equipos gloriosos de los 60, los 70 y los 80. Así el Rojo marcha primero en la Zona 2 de la Copa de la Liga Profesional junto a Vélez, pasó en la Copa Argentina y sólo le hicieron 2 goles en 6 partidos.

#2 El mejor Fabricio Bustos. La decisión de jugar con tres marcadores centrales le permite a Bustos explotar su principal cualidad: las proyecciones en ataque. Sabe que su espalda está cubierta. Puede liberarse sin problemas.

#3 Insaurralde, para ordenar la defensa. Lo conocía de su paso por Boca y lo eligió para el Rojo a pesar de sus 35 años. Sorprendió esa decisión. Pero el Chaco hizo más fuerte al equipo atrás, aportó altura para combatir ese déficit recurrente que era el juego aéreo y marcó también el camino en el área adversaria en algunos goles.

#4 Variantes en el lateral izquierdo. A esa línea de 5 defensores se la puede definir como línea de 3 sin temor al error. Porque a la derecha juega Fabricio Bustos, lateral ultraofensivo, y a la izquierda, aunque ahora está lesionado, Gastón Togni, hombre de ataque retrocedido a ese rol. Si no es conveniente lanzarse tanto, como “3”, con más marca, Falcioni pone a Lucas Rodríguez. 

#5 Lucas Romero, más criterioso. El ex Vélez que llegó del fútbol brasileño, del Cruzeiro, nunca se había afirmado en el Rojo. El desorden lo condenaba. Con Falcioni se equilibró y ahora pisa firme en el mediocampo.

#6 La confirmación de “Saltita” González. A los 20 años, se ganó un lugar como una especie de doble 5 adelantado, con velocidad mental, con dinámica, con despliegue, moviendo al equipo. El jujeño se transformó en clave.

#7 Operativo convencimiento con Menéndez y Palacios. Uno pensaba irse a Talleres y otro tiene una propuesta de Newell’s. Ante tantas incertidumbres rojas, pensaban en irse. Falcioni les garantizó que iban a tener chances. Le creyeron, se quedaron y acertaron. Hoy ambos son cruciales cambiando el ritmo con velocidad, determinantes para lastimar, también con goles.

#8 Silvio Romero, goleador como siempre pero más en forma. El “9” mantiene esa capacidad que lo distingue para definir, para resolver en el área, pero también luce mejor en lo físico, un ítem que Falcioni eligió afilar como prioridad no sólo en el centrodelantero sino en todos…

#9 Alan Velasco, el talento precoz. Primero una lesión y después el positivo de Covid-19 le impidieron a Falcioni disfrutar a la joya de 18 años. En su vuelta, el Emperador lo recibe entusiasmado sabiendo que le ofrece la impronta de los distintos y múltiples alternativas. Lo imagina en el actual 5-2-3 por una banda o en un 4-2-3-1 ddetrás de Silvio Romero. También formando un ataque de velocidad pura sin el “9” referente y junto a Menéndez y Palacios.

#10 Todo planificado. Si se va Alan Franco al Atlanta United, sabe Falcioni que se le desarmará la defensa. Sin embargo, ya está entrenando desde hace un par de semanas dos posibilidades. Una, sosteniendo la línea de 5 defensores, podría incluir el ingreso de Adrián Arregui, un volante central para cumplir el rol de líbero, aunque no descarta al juvenil Patricio Ostachuk. El uruguayo Ayrton Costa figura con menos chances por ser zurdo: no quiere tres con ese perfil atrás. La segunda variante, ya con línea de 4, es la que ensayó un rato este jueves: adentro Velasco, junto con Menéndez, Palacios y Silvio Romero, apoyados por Lucas Romero y Saltita. La sensación es que esa versión, eso sí, podría empezar a volar con el equipo ya más consolidado, o en un segundo tiempo que así lo pida.

Mañana será una linda medida para Independiente porque tendrá duelo de punteros contra Vélez. Y luego, Boca. Habrá que ver hasta dónde llega con un plantel tan corto. Lo dirá el tiempo. Por lo pronto, su técnico, que hace muy poco le ganó la pelea a un cáncer de laringe y que el 20 de julio cumplirá 65 años, se encuentra tan vigente como siempre.


¿Este Falcioni es el mejor de todos los Falcioni? Es para el debate. En aquel Banfield campeón tenía mucho más material que en este Independiente. Y en el Boca que arrasó coronándose invicto, también. No importa. Cada uno con su opinión y con su gusto futbolero. Aquí está Julio César fortaleciendo su decálogo tapabocas. Más Emperador que nunca.

Comentarios