Opinión

El Pulga merece ser campeón más que nadie

Le falta una vuelta olímpica en Primera División al currículum de Luis Miguel Rodríguez. A los 36 años, se lo ganó el personaje singular y el jugador que hace todo relajado y diferente en un fútbol dramático al extremo. Todavía es más valioso de lo que parece si se profundiza en sus estadísticas. 
 

Por Enrique Gastañaga

El Pulga Rodríguez, a los 36, podría ser campeón por primera vez en el fútbol grande. Se lo ganó.(Fotobaires)

El Pulga Rodríguez, a los 36, podría ser campeón por primera vez en el fútbol grande. Se lo ganó. | Fotobaires

Sólo el Mundo Racing desea que Luis Miguel Rodríguez concluya este viernes frustrado, sin vuelta olímpica en la final de la Copa de la Liga Profesional. Después, no es necesaria ninguna consulta. Por múltiples razones que dispara ese personaje tan especial y también por argumentos sólo vinculados con el juego, El Pulga merece ser campeón más que nadie.

¿Lo merece más que el sufrido y cuestionado Pizzi? Sí. Juan Antonio ya fue campeón con San Lorenzo y con Chile. ¿Lo merece más que Gabriel Arias? Sí. El arquero también ya tocó la gloria. Además, se encuentra con la selección trasandina. ¿Lo merece más que Gastón “Chila” Gómez y Enzo Copetti? Por supuesto. Ellos tienen 25 años. Son jóvenes. Les sobra tiempo. El Pulga ya cumplió los 36...

Cautiva el muchacho de origen híper humilde, el tipo simple que cuando su cuenta bancaria ya es nutrida no se olvida de su pasado y organiza ollas populares en el pueblo donde nació. Seduce el futbolista que en su etapa de formación fue merodeado por equipos inmensos de Europa (Inter y Real Madrid), pero que al final en ningún grande jugó y construyó su leyenda en clubes del interior. Engancha ese jugador que alguna vez no presionó para jugar en Boca…

En estos tiempos de fútbol desbordado por los nervios y los dramas, con partidos determinantes que muestran a equipos llenos de miedo a perder, El Pulga también marca tendencia exhibiéndose relajado y en estado natural inclusive en las situaciones decisivas. Le aporta picardía, inteligencia y estética a las definiciones. Cuesta encontrarle algún gol feo. Es un placer observar cómo le pega a la pelota en los penales y también en los tiros libres. Todo lo hace bonito, sensual.

Los matices del personaje y lo diferente que se mueve en un contexto futbolero tenso pueden empujar a ciertas confusiones, a creer que se trata de una exageración brutal. Error. Para aquellos que necesiten más que las sensaciones y el análisis para valorar a Luis Miguel Rodríguez, hay estadísticas que seguro los convencerán:

# Desde 2017 hasta hoy, nadie en el fútbol argentino (ligas y copas nacionales) hizo más goles (33) ni dio más asistencias (16) que él.

# Se convertirá en el primer jugador de Colón en ser dos veces goleador del campeonato en Primera División.

# Será el primer goleador de dos torneos consecutivos (Copa Maradona y Copa Liga Profesional) desde la temporada 2008/2009, cuando lo logró José Sand.

# De los últimos 20 partidos de Colón, fue titular en 19. Remató 21 veces, gritó 12 goles y sumó 6 asistencias.

No hay dudas. El Pulga merece ser campeón más que nadie. 

Comentarios