Nacional

"Sé que nunca terminé de entrarle al hincha de Boca, pero no me puedo parar en la Bombonera a explicarles lo que me pidió Bianchi", explicó Daniel Fagiani

El ex lateral izquierdo del "Xeneize" recordó aquella etapa en el club y contó una charla que tuvo con el entrenador en la previa de la Copa Intercontinental frente a Real Madrid en la que ambos terminaron con lágrimas

Daniel Fagiani, con Riquelme, en un entrenamiento de Boca(Fotobaires)

Daniel Fagiani, con Riquelme, en un entrenamiento de Boca | Fotobaires

Uno de los años más gloriosos de Carlos Bianchi en Boca fue el 2000. En esa época ganó la Copa Libertadores en el primer semestre y el Apertura y la Intercontinental, en el segundo. Uno de los futbolistas de aquella etapa fue Daniel Fagiani, quien arribó al club proveniente del Valencia a préstamo para reemplazara Rodolfo Arruabarrena.

La vara estaba tan alto con el "Vasco", que Fagiani fue víctima de críticas. "Estoy absolutamente conforme con mi actuación en Boca porque hice lo que me pidió el entrenador. Me dio tres o cuatro pautas y las cumplí. Sé que nunca terminé de entrarle al hincha por varios factores, pero no me puedo parar en la Bombonera a explicarles lo que me dijo que hiciera. Que la gente haga y diga lo que quiera, no me interesa. Me quedo con el cariño de mis compañeros y me alcanza y sobra el hecho de haber participado y quedado en la historia de la institución", explicó.

"Al Vasco (Arruabarrena) lo conozco y es una persona extraordinaria, pero no nos parecemos en nada en cuanto a características de juego. Él tiene cabezazo, anticipo en ataque y pasada; yo tengo más pegada de larga distancia, marco un poco mejor y me cuesta mucho pasar al ataque. No digo que uno sea mejor o peor, pero creo que por eso no le entré al hincha", argumentó en la entrevista con Infobae.

En este sentido, valoró el trabajo de Bianchi. "Lo más difícil en el fútbol es explicar lo simple y Carlos tiene eso, es muy simple y puntual", aseguró.

Fagiani se había ganado el puesto de lateral izquierdo en el Apertura 2000, pero no fue titular en la Intercontinental frente al Madrid. "Bianchi se dio cuenta de que no estaba al 100% y decidió cambiarme. No me arrepiento de haberle dicho de mi molestia. Él después dijo que yo había empezado a jugar la final antes de que comenzara el partido y creo que esa es una definición extraordinaria", recordó.

Allí fue cuando recordó cómo fue el momento en el que le comunicó la noticia. Dato: los dos terminaron con lágrimas. "Él tenía la decisión tomada y yo asentí. Lloramos. Él se emocionó en algunos momentos. Yo creo que por ver mi impotencia de querer y no poder. Fue una charla muy linda que pasó por todos los aspectos; de entrenador a jugador, padre a hijo y amigo a amigo. Me dijo que así y todo me iba a hacer sentir campeón. Y ese título fue una de las cosas que más festejé en mi vida", reconoció Fagiani, nacido en Pujato, provincia de Santa Fe.

Por último, Fagiani se refirió a los supuestos enfrentamientos dentro de aquel plantel multicampeón. "En todos los equipos hay subgrupos y siempre los va a haber. Lo que pasa es que en Boca se magnifica todo 100 veces más. En Japón hubo un desencuentro que tal vez en Argentina se hubiera tapado, Carlos se enteró y direccionó un barco que se estaba torciendo. En 20 minutos dio una de las mejores charlas que escuché en mi vida y acomodó todas las estanterías. Nunca pidió amistad ni que nos abrazáramos todos. Cualquiera podía hacer lo que se le cantara los huevos pero, cuando se jugara, se priorizaba al equipo. Eso lo entendieron todos por completo", concluyó.

Comentarios