Nacional

Pol Fernández contó su versión de su salida de Boca: "Pasaron cosas que yo no me enteré"

El mediocampista de 29 años habló por primera vez al respecto en una entrevista exclusiva con TNT Sports y explicó los motivos de su desvinculación

Pol Fernández, mano a mano con TNT Sports, confirma que se queda en Cruz Azul

Guillermo "Pol" Fernández estuvo en Boca durante 2020, pero, como no se acordó su continuidad para 2021, el club de la Ribera decidió no utilizarlo durante los dos últimos meses. Desde entonces, el jugador no había hablado y eligió TNT Sports para romper el silencio y dar su versión. Además, confirmó que se quedará en Cruz Azul (México), por lo que rechazó las ofertas de River, Racing y San Lorenzo.

El mediocampista explicó la situación. "Fueron algunas cosas que pasaron y no se supieron porque a mí no me gusta hablar y nadie lo iba a contar. Yo fui al club con condiciones que impusieron y las acaté. Pero me llevaron con opción de compra pensando mi entorno que iban a hacer uso de esa opción. Fui creciendo y me sentía muy bien. Pasaron cosas que yo no me enteré. Un día recibí un llamado que tenía que firmar un papel para extender el préstamo. Yo no sabía que iba a ser otro préstamo, pensé que iba a ser compra definitiva del pase. El consejo del fútbol me quiso explicar, pero yo no entendía. Cada vez que hablaba les decía lo mismo, que se comuniquen con mi papá", señaló.

"Pasaron las semanas, papá no recibió ningún llamado de parte de Boca. Me volvieron a hablar y les repetí lo mismo, que se comuniquen con él porque yo no entiendo de papeles y eso. No lo hicieron, ya había pasado un mes de que no podía jugar y un día me llamaron desde el consejo del fútbol diciéndome que si quería que no me presente a entrenar más porque no iba a jugar más. Les respondí que no porque tenía contrato y porque respetaba a mis compañeros. Les dije que estaba a disposición del club para jugar hasta el último día. Estoy súper agradecido con mis compañeros, por eso me puso contento que hayan ganado la Copa Diego Maradona. Yo cumplí mi contrato hasta el último día", analizó "Pol".

Luego de este desencuentro, Fernández aseguró que habló con Miguel Russo para ponerse a disposición. "Yo hablé con el club y con el entrenador diciendo que estaba a disposición, pero no quisieron que siga jugando. Eso me dolió muchísimo. Yo quería cumplir mi contrato adentro de la cancha. Mis compañeros se portaron muy bien conmigo y por eso voy a estar siempre agradecido a ellos", reconoció.

"(Russo) me dijo que era una decisión del club. Yo le dije que lo respetaba, pero no es lo que quería. Después de todo eso se dijeron muchas cosas. Se dijo que me quería el Celta de Vigo... Desde que el Chacho está en España no he hablado con él. Yo estoy muy tranquilo, siempre di la cara y nunca me comuniqué por teléfono", apuntó.

Una de los involucrados en este caso es Juan Román Riquelme, con quien "Pol" mantenía una gran relación antes de su salida. "Con Riquelme hablamos no hace mucho tiempo y ya está, quedó ahí. Quedó de dirigente a jugador y nada más. No hubo ninguna explicación más", contestó.

"Yo estoy tranquilo por cómo me manejé, mi estadía en el club. Lo que dije lo dije en la cara, como debía. Ya no puedo decir más nada. Mi último contacto con él fue de dirigente a jugador. Me hubiera gustado que sea de otra manera. Me hubiera gustado irme adentro de la cancha y no trotando sin jugar. Yo estoy tranquilo. Emití ese comunicado un mes y medio atrás, dudaron de mi palabra, pero confirmo que no vuelvo al país, lo sigo sosteniendo. Yo soy profesional y debo atender a todo el mundo. Les dije que les agradecía, pero me voy a quedar en Cruz Azul", comunicó.

Si bien lo hizo sin hablar públicamente, "Pol" Fernández comentó que no pasó un buen momento. "En su momento me dolió muchísimo, no la pasé bien. Iba a entrenar sabiendo que no iba a jugar, no me hacía bien. No le guardo rencor a nadie, tengo mi manera de ser y actuar y voy a seguir por el mismo camino. Con transparencia, sinceridad... Lo que digo lo cumplo. Yo estaba de acuerdo con que hagan uso de mi opción de compra, pero si van a cambiar las cosas, que me avisen. Yo respeto también las personas que trabajan conmigo", explicó.

"Nunca tuve una propuesta formal del club, nunca tuve un contrato en la mano, ni yo ni nadie de mi entorno. Nunca tuve un papel en mis manos para analizarlo. ¿Cómo yo tomo una decisión sin saber qué voy a firmar? Nunca me explicaron por qué cambiaron las cosas. Si me hubiesen dicho tal vez lo entendía", aportó el jugador de Cruz Azul. Además, indicó que no habló con Jorge Amor Ameal: "No pude hablar con él, después de lo que pasó, no tuve contacto".

Más allá de este desencuentro con la dirigencia, aseguró que mantuvo el diálogo y la buena relación con el plantel. "He hablado con Cali (Izquierdoz), Carlitos (Tevez)... Me saco el sombrero con ellos. En todo momento me hicieron sentir uno más. Voy a estar agradecidos con ellos de por vida. Gracias a ellos la pasé menos mal de lo que la estaba pasando", analizó.

"Las críticas a mi papá también me dolieron. Sé cómo es y cómo se maneja. Pero también sé que en este mundo es más fácil pegarle a mi papá y a mí que hablar de lo mal que actúan algunos. Sabemos cómo son las reglas del juego, las tenemos claras y los que la pasan mal son el entorno de uno. Sé que el lo sabe manejar y me deja tranquilo", planteó Fernández.

Por último, el periodista Hernán Feler le preguntó si en un futuro volvería a Boca. "No lo sé, vivo el día a día. Me mandan saludos de Cruz Azul, le tengo un cariño especial. Racing ni hablar... Hoy vivo mi realidad, mi decisión es esta, estoy muy contento acá con Juan Reynoso y el presidente que quieren contar conmigo. Ojalá pueda devolverles la confianza", completó.

Comentarios