Nacional

Newell's campeón, Scocco goleador

Hace siete años, Nacho fue el máximo artillero del equipo que condujo Gerardo Martino y que contó con varios futbolistas surgidos del club que pegaron la vuelta y lograron este hito en la historia leprosa

Por Federico Del Río

Muchas veces las situaciones extremas son las que ayudan justamente para revertirlas a tal punto que terminan en el otro extremo. Algo de eso tuvo el Newell's campeón del Torneo Final 2013, que se coronó el 19 de junio de ese año mirando por televisión el partido de Lanús, su escolta. Porque el 2011 fue un año complicado para los rosarinos en cuanto resultados y en cuanto a la tabla de los promedios. Por eso, los dirigentes fueron a buscar a Gerardo Martino para dar un golpe de timón en la conducción.

En ese momento hay que poner el punto de partida para lo que terminó con la vuelta olímpica. Porque el Tata encarriló a Newell's en todo sentido. Desde lo futbolístico, pero principalmente desde lo emocional porque fue el hombre que logró que muchos jugadores surgidos del club pegaran la vuelta para sacar al equipo de la situación complicada y lo llevaran hasta lo más alto del fútbol argentino. En 2012, Maximiliano Rodríguez, Ignacio Scocco y Gabriel Heinze se vistieron nuevamente de rojo y negro y ya ese año los resultados fueron tan positivos que Newell's entró en la Libertadores 2013.

Así, entonces, ese primer semestre del año el equipo tuvo doble competencia. Y con un nivel de juego que hacía disfrutar no sólo a los hinchas propios, protagonizó un mano a mano con Lanús, que se cayó al final y así los leprosos pudieron dar la vuelta olímpica. La definición se dio de una manera muy particular: con los jugadores de Newell's en Chaco y mirando por TV la caída de Lanús que les aseguró el título. ¿Cómo fue eso? El equipo de Martino estaba concentrado para jugar ese mismo día un partido de Copa Argentina frente a Talleres de Córdoba. Mientras, el Granate completó el encuentro frente a Estudiantes que había sido suspendido nueve días antes por la muerte de un hincha en la tribuna. Estaba 0-2 abajo y en los 45 minutos que faltaban, no logró revertirlo.

Así, entonces, los jugadores festejaron en Chaco (a pesar de ser eliminados por Talleres en la Copa Argentina) y los hinchas coparon el Monumento a la Bandera en Rosario. Nahuel Guzmán; Marcos Cáceres, Santiago Vergini, Gabriel Heinze, Milton Casco; Pablo Pérez, Lucas Bernardi, Víctor Figueroa; Martín Tonso, Ignacio Scocco y Maxi Rodríguez era la base del campeón que tuvo como goleador justamente al delantero que acaba de irse de River para volver a Newell's, con 11 tantos.

Días más tarde, ese Newell's disputó la semifinal de la Copa Libertadores contra Atlético Mineiro y no pudo darle el gusto de llegar otra vez a la final como lo había logrado el equipo de Bielsa en 1992. Había ganado 2-0 en Rosario, pero en Belo Horizonte se le escapó sobre el final. Faltando cinco minutos, los brasileños pusieron el 2-0 que llevó la definición a los penales y allí fallaron Casco, Cruzado y Maxi Rodríguez. Y fue el equipo de Ronaldinho, entonces, el que pudo festejar la clasificación.

Comentarios