Nacional

Los dueños del mediocampo: Los mejores 5 de la historia de River

Buen juego, clase, control del balón y del mediocampo. Un solo volante central capaz de ser el salvador de sus defensores y el primero que empuja la presión de los delanteros. River siempre se caracterizó por jugar con un solo 5. De marca y de juego, de robo y pase. Nadie puede negar los cracks que jugaron en esta posición a lo largo de la historia. Conocé a los dueños del mediocampo

La hinchada de River(Fotobaires)

La hinchada de River | Fotobaires

El mediocampista central es un puesto clave en la historia de River y en esta nota repasamos cinco grandes jugadores que ocuparon esta posición.

Leonardo Rubén Astrada

Un mediocampista central sin una técnica brillante pero con enorme inteligencia para reconocer los tiempos. Líder. Ganador. Conocedor del puesto y muy identificado con los colores. Un ídolo de River.

El Negro debutó en 1989 con la banda Roja y fue pieza clave durante toda la gloriosa década del '90. Con diez títulos locales y dos internacionales (Libertadores 1996 y Supercopa 1997), se transformó en unos de los futbolistas más ganadores en toda la historia del club de Núñez.  La Libertadores fue un punto muy alto en su rendimiento ya que resolvió casi sólo en el mediocampo contra los mejores de América. Un equipo que atacaba constantemente y en donde Astrada era el encargado de todos los relevos. No había partido que no terminara extenuado por el desgaste físico. 

Disputó 454 encuentros y, más allá de un breve paso por Gremio en el año 2000, volvió y jugó en el Millonario hasta su retiro en 2003. Ya como entrenador, sumó otro campeonato para el equipo de sus amores: el Clausura 2004 junto a su amigo Hernán Díaz.

Américo Rubén Gallego

Puede ser que el Tolo sólo haya ganado cinco títulos con la camiseta de River. Pero entre ellos, están la Cipa Libertadores y la Intercontinental. Un temperamento enorme dentro del campo de juego, un físico que no se asemejaba con el criterio que tenía para manejar la pelota y ser el líder del equipo. Triunfó como jugador y entrenador millonario.

Llegó desde Newells en 1981, con una Copa del Mundo sobre su espalda, y enseguida logró su primer título en River, el Torneo Nacional. Recién en la temporada 1985/86 volvió a ser campeón a nivel doméstico, pero como capitán en aquel año inolvidable para el Millonario también levantó la Copa Libertadores en el Monumental y la Intercontinental en Tokio. Dichos torneos elevaron su categoría a ídolo popular millonario. Completó sus logros con la Interamericana de 1987 y en 1988 se retiró. Fue ayudante de campo de Daniel Passarella y en 1994 asumió la dirección técnica, consiguiendo un campeonato invicto en el Torneo Apertura. En el 2000, regresó para reemplazar a Ramón Díaz en el banco de suplentes y ganó el Clausura.

Reinaldo Carlos Merlo

Un volante central de personalidad fuerte y un juego totalmente aguerrido. Símbolo de la época, tiene uno de los récords de la institución, al jugar 35 clásicos oficiales ante Boca.

Fue uno de los campeones recordados del Metropolitano 197, torneo que el club gana después de una sequía de 18 años sin títulos. Jugó 15 años en River de manera ininterrumpida, entre 1969 y 1984, de modo que se transformó uno de los futbolistas con más presencias en la historia del club. Consiguió siete títulos (cuatro Metropolitanos y tres Nacionales). La del Millonario fue la única camiseta que vistió en su carrera y luego tuvo dos ciclos breves como entrenador, uno en 1989 y otro en 2005, aunque sin demasiado éxito. 

Matías Jesús Almeyda

Un jugador tan carismático dentro como fuera del campo. Los hinchas lo reconocen mucho ya que fue gloria total en 1996, con la obtención de la Copa Libertadores y volvió al club, luego de retirarse en el peor momento de la historia. Criado en las inferiores del club, debutó en primera división en 1991, siendo uno de los jugadores que se sabía que iban a triunfar por sus condiciones futbolísticas y el carácter que mostraba en cada partido.  Compartió equipo con otro gran volante central como Astrada, pero se destacó por su condición física en cada partido que le fue dejando al equipo. Entrega, buen primer pase y mucha lucha le llevaron a jugar en la Selección y en Europa, triunfando en Lazio y Parma. Luego de su retiro vuelve a River para jugar y tratar de salvar la categoría. Se retira y en el mismo momento pasar a ser el entrenador del equipo. El uno de los máximos artífices del ascenso del equipo a Primera un año después. La gente lleva en su corazón al pelado Almeyda.

Leonardo Daniel Ponzio

El último gran capitán del millonario. Surgido de Newells y con un paso exitoso primero por el Zaragoza Español, llega a River en 2007 jugando para el irregular equipo de Pasarella. Luego con la llegada de Simeone en 2008, empieza a ver su polifuncionalidad, ya que se hace dueño de todos los puestos en donde el entrenador lo coloca, pero una lesión lo deja afuera a de algunos partidos importantes para la consagración de un título local que River no ganaba hace 4 años. Vuelve a Zaragoza, y recién en el peor momento de la historia del club, pide ser transferido apura poder ayudar. Llega en 2012 y consigue el ascenso. Nunca más dejaría de jugar y ganar con la banda.

En 2013 con Ramón Díaz, titular y capitán, vuelve a salir campeón. Luego en el comienzo de la era Gallardo, se le respeta la titularidad y se empieza a convertirse  en el emblema que es hoy para los hinchas. 

Ganador de todo lo que se pueda imaginar en las vitrinas millonarias. Son 14 títulos en su carrera con la camiseta millonaria convirtiéndose en uno de los mejores de la historia. Tricampeón de la Copa Argentina, mismas veces que ganó la Recopa Sudamericana. Una consagración como inicio de esto que fue Copa Sudamericana 2014. Luego siguió la Copa Libertadores 2015 y la tan recordada Copa Libertadores 2018, al ganarla en Madrid frente a Boca. En ese partido, lució orgulloso la cinta de capitán. Uno de los jugadores más queridos de la historia, pese a no ser de las inferiores del club, pero es innegable su sentido de pertenencia riverplatense.

Comentarios