Nacional

Los 5 mejores defensores de la historia de Boca

Hay que ser fuerte. Hay que ser eficiente. Hay que saber cuidar el arco propio cuando se taca el contrario. Tener en cuenta cuando la Bombonera aliente y te lleva por delante. Bien plantado esperando al rival que se puede venir y siempre, quiere ganarle a Boca. Algunos jugadores son reconocidos por hacer muchos goles, los que presentaremos a continuación son los mejores para evitarlos

La hinchada de Boca(Fotobaires)

La hinchada de Boca | Fotobaires

Boca tuvo muchos defensores que pasaron a la historia por su gran desempeño y se ganaron a la hinchada azul y amarilla. En esta nota, repasamos a cinco de los mejores que pasaron por el club.

Silvio Marzolini

Lateral izquierdo fino, con buena técnica y competitivo tanto en defensa como ataque. Ídolo total de Boca al jugar doce años con la camiseta azul y oro, en los que ganó seis títulos. Es el tercer jugador con más participaciones en Boca. Tiene el récord de más participaciones en el Superclásico junto a Roberto Mouzo, con 29 partidos. Jugó los Mundiales de 1962 y 1966 para la Selección Argentina.

Roberto Mouzo

Nacido en 1953. El gran símbolo de Boca de los ‘70. Defensor central surgido de las inferiores, jugó trece años con la camiseta xeneize. Tiene el récord de máximas presencias con la azul y oro, con 426 partidos. Fue uno de los grandes símbolos del equipo del Toto Lorenzo que ganó la Copa Libertadores en 1977 y 1978. 

Hizo su debut en Boca Juniors jugando de primer marcador, perfilándose como sucesor de Meléndez. Recién en 1975 hizo su debut como segundo zaguero central. Fue la pieza fundamental para el equipo, que para ese entonces, dirigía Juan Carlos Lorenzo. En el campeonato de 1981fue elegido por Maradona como la verdadera figura de aquel equipo. El 11 de diciembre de 1983 superó en record a Silvio Marzolini en Boca, y de allí en más sigue con esa marca prácticamente imposible de superar de 426 partidos.

En 1990 vuelve a Boca para trabajar en inferiores y fue técnico interino de la primera división junto a Francisco Sá. 

Vicente Alberto Pernía

Lateral derecho con mucha marca y juego ofensivo. Durísimo. Ganador. De mucha personalidad. Jugó en Boca de 1973 a 1982, donde lo ganó todo.  Vicente, “El Tano” nacido el 25 de abril de 1949 en Tandil, fue un ídolo de Boca y un personaje especial para el ambiente del fútbol. Amante del automovilismo en igual medida que el fútbol, tvo su momento de gloria en Boca ganado todo junto al Toto Lorenzo y al retirarse tas un breve paso por Vélez, se dedicó con su familia de lleno a los autos de carrera. 

Pernía comenzó su carrera de futbolista en Estudiantes LP en 1969. Luego, cuatro temporadas después pasó a Boca, el equipo más grande y popular de la Argentina. Allí, obtuvo varios títulos bajo la dirección técnica de Lorenzo. En 1982, pasó a Vélez y poco más tarde se retiró.

Su hijo menor Mariano Pernía también es futbolista y representó a España en el Mundial 2006 jugado en Alemania, mientras que su hijo es piloto de automovilismo de velocidad, destacándose en el Turismo Carretera.
Tras su retiro, Pernía inicio una segunda carrera como automovilista. Ganó un puñado de carreras y en 1997, obtuvo el subcampeonato en la categoría Turismo Carretera. 

Jorge Hernán Bermúdez

El Patrón. Símbolo y capitán del Boca de Bianchi que lo ganó todo. No estuvo mucho tiempo (1997-2001), aunque le alcanzó para meterse en el corazón de todos. Marcó uno de los penales más importantes, cuando definió la serie ante Palmeiras, en la Copa Libertadores 2000. 

Oriundo de Quindío, Colombia, tuvo grandes actuaciones en América de Cali. Tuvo que emigrar a Benfica para luego recalar en la Bombonera. Compañero inseparable del arquero Óscar Córdoba, empezó con algunas dudas en el fondo xeneize que fueron subsanadas por grandes actuaciones en la zaga que lo llevaron a ser capitán en varias ocasiones. Disputó 165 partidos con la casaca azul y oro, saliendo campeón de dos Copas Libertadores y la gloria máxima: Campeón Intercontinental ante Real Madrid. En todas las ocasiones llevó orgulloso la cinta de capitán. El “Patrón” fue un jugador de temperamento fuerte y en la actualidad forma parte del Consejo de Fútbol de Boca junto a su amigo Juan Román Riquelme.

Rolando Carlos Schiavi

Defensor central  que no tenía una vasta técnica, pero siempre era fuerte en la marca y ayudaba a sus compañeros con orden y voz de mando.

Llegó a Boca por pedido de Carlos Bianchi, tras la partida de Jorge Bermúdez, y fue elegido para rearmar la defensa. Le costó afirmarse al comienzo, pero luego, con el "maestro" Tabárez como entrenador, supo ganarse su lugar tanto dentro como fuera del campo de juego, ya que consiguió rápidamente el cariño de la gente. Sólido en el juego aéreo, fue figura de los títulos que ganó, entre ellos,  Apertura 2003, Copa Libertadores 2003, Copa Intercontinental 2003, Copa Sudamericana 2004, Apertura 2005 y Copa Sudamericana 2005, mostrando su personalidad y entrega.

En el primer semestre de 2011, rescinde contrato con Newells y se suma como libre a Boca con 38 años. Trata de ayudar a un equipo que venía mal y con deficientes actuaciones defensivas. Su llegada fue muy criticada ya que se dudaba de su rendimiento en altas competencias teniendo en su edad, sin embargo con excelentes actuaciones, no sólo logro un excepcional rendimiento a lo largo de los partidos, sino que también se convirtió en un líder indiscutido y estandarte de la defensa.

Comentarios