Nacional

Las anécdotas de Fabián Vargas con Carlos Bianchi, el asado con Marcelo Gallardo y el día del silencio atroz

Fabián Vargas, histórico volante de Boca, dialogó mano a mano con TNT Sports y contó varias curiosidades que no se conocían sobre su paso por el Xeneize

Fabián Vargas, mano a mano con TNT Sports

Fabián Vargas, histórico volante de Boca, dialogó mano a mano con TNT Sports y contó varias curiosidades que no se conocían sobre su paso por el Xeneize. La arenga de Carlos Bianchi en la final contra Milan en 2003, el asado con Marcelo Gallardo, el día del silencio atroz en el Monumental y mucho más.

LA CHARLA DE BIANCHI EN LA FINAL CONTRA EL MILAN EN 2003

  • "El del Milan fue el partido que más calenté en mi vida. A (Sebastián) Battaglia le dieron un golpe que le tuvieron que vendar la cabeza... Entonces me pusieron a calentar a mí desde el minuto 8 del primer tiempo, ja. Igual estuvo bueno porque hacía un frío en Japón. No paré en ningún momento de calentar porque yo era la primera opción, pero al final no pude entrar"
  • "Fue una cosa muy emocionante, fue una de las charlas técnicas que me marcaron la que hizo Carlos ese día. Un técnico siempre te habla de táctica, del rival, de estrategia futbolística, pero ese día Carlos no habló nada de táctica. Ese día Bianchi apeló al corazón de los jugadores, a lo que habíamos hecho durante todo el año, a nuestras familias, al hincha de Boca, al esfuerzo que hizo el hincha de Boca, que muchos habían hipotecado su casa. Carlos nos hizo hincapié en todos los hinchas que dejaron todo, no podíamos quedar mal con esa gente. La verdad que fue una de las mejores charlas de mi vida, todos salimos con el cuchillo entre los dientes, nos queríamos comer a nuestro rival"
  • "Lo mejor que tenía Carlos era la simplicidad, no quería hacer más de lo que se debía hacer. Ese día contra Milan organizó una jugada de pelota detenida, una jugada preparada y la jugada salió. Él se volteó a mirarnos para reconfirmar lo que había planificado. Tenía una habilidad, todos me preguntaban por qué Boca ganaba tanto, pero el secreto estaba en las charlas técnicas, nos hablaba mucho de los rivales. Y la mayor virtud era para hacer correcciones"

EL ASADO CON GALLARDO Y LA SERIE CONTRA RIVER EN LA COPA LIBERTADORES 2004

  • "¿Cómo no me voy a acordar de esa serie contra River? El quilombo de (Marcelo) Gallardo con Abbondanzieri se da por una patada que me da el Chino Garcé a mí. Habíamos jugado un gran partido en la Bombonera, solo pudimos hacer un gol ese día... Dimos absolutamente todo y se armó esa pelea con Gallardo. Yo había estado comiendo con él en su casa, un asado, por medio de Kilian Virviescas, me dijo que lo acompañara. Y cuando fuimos, nosotros casi que vivíamos juntos, eramos amigos hermanos. El asado era en la casa de Gallardo y yo quedé sorprendido, pero las rivalidades siempre estuvieron en la cancha".
  • "Ese día nos matamos en la cancha, todo terminó en esa pelea. La vuelta fue uno de los partidos que más sufrí en mi vida. A mi me expulsan en el Monumental, yo sigo diciendo que me expulsan por culpa de Clemente Rodríguez, ja. Ese día (Héctor) Baldassi exageró y metió al equipo en un problema... Yo sufrí cuarenta minutos en  el vestuario. Carlos con la mirada me lo dijo absolutamente todo. Si nos tocaba perder, yo me tenía que ir del país mas o menos, ja. Se me vinieron todos esos pensamientos..."

EL DÍA DEL SILENCIO ATROZ EN EL MONUMENTAL

  • "Cuando Carlitos (Tevez) hace el gol, yo no me aguanté y salí a la cancha a ver el partido, a celebrar. Lo disfrutamos como nunca. Había algunos infiltrados de mi familia, ja. Se tuvieron que tragar la felicidad. Pero para nosotros fue impresionante. Lo del silencio atroz... El estadio estaba totalmente silenciado, fue impresionante, para el hincha de Boca fue muy importante. La felicidad fue total y más para mí porque sufrí 45 minutos, me volvió el alma al cuerpo, ja".
Comentarios