Nacional

La vuelta del Rojo a Primera

Se cumplen seis años del ascenso de Independiente de la mano de Omar De Felippe, después de una temporada difícil desde lo deportivo y también en lo institucional. Un 2-0 ante Huracán enterró el paso por la B Nacional

Por Federico Del Río

Independiente festeja su ascenso a la máxima categoría(Fotobaires)

Independiente festeja su ascenso a la máxima categoría | Fotobaires

Fueron 361 días los que pasaron entre el momento más triste de la historia de Independiente y el del desahogo para poder pegar la vuelta. El 15 de junio de 2013, la derrota por 1-0 frente a San Lorenzo confirmó lo que se veía venir, el descenso por primera vez en la exitosa historia del Rojo. Y el 11 de junio del 2014, hace exactamente seis años, la victoria frente a Huracán en el desempate por el tercer pasaje a la Primera fue el punto final para esa experiencia que nadie quiere vivir.

No fue una temporada fácil para Independiente. Más bien todo lo contrario. Deportivamente, arrancó con dos puntos sobre 12 posibles, lo que provocó la renuncia de Miguel Brindisi cuando iban apenas cuatro fechas de la B Nacional. El técnico campeón con el Rojo en el 94 había asumido cuando ya era una utopía sostenerlo en Primera y continuó al frente del plantel, pero ese inicio de dos empates y dos derrotas lo hicieron bajar del barco y Omar De Felippe se hizo cargo de ese timón que giraba para un lado y para el otro.

Como para hacer todo un poquito más complicado, los de Avellaneda entraron en un estallido institucional que derivó en la salida del presidente Javier Cantero, quien hasta acusó a los jugadores de intentar hacerle la cama porque no cobraban. En el medio de eso, un grupo de futbolistas que intentaban devolver al Rojo a su lugar en Primera y no encontraban el camino correcto. El equipo tuvo rachas positivas (llegó a estar 13 partidos invicto), pero ni así lograba afirmarse en el podio de la tabla, las tres posiciones que aseguraban el ascenso.

Banfield fue el campeón de esa temporada 2013/2014 y Defensa y Justicia, el subcampeón. Los dos que se ganaron merecidamente un lugar en la Primera. Para Independiente fue un poco más difícil: terminó tercero junto con Huracán y debieron jugar un partido desempate para ver quién subía y quién se quedaba en la B Nacional. Se disputó en el Estadio Único de La Plata y ahí llegó el alivio para los de Avellaneda después de un sufrido 2-0 que permitió ese festejo que muchos se cuestionaban si había motivos para celebrar.

Diego Rodríguez; Jorge Figal, Cristian Tula, Sergio Ojeda, Claudio Morel Rodríguez; Martín Zapata, Franco Bellocq, Federico Mancuello; Daniel Montenegro, Matías Pisano; y Sebastián Penco fueron los 11 que puso De Felippe para enfrentar al Huracán de Kudelka que tenía a con Marcos Díaz, Eduardo Domínguez, Patricio Torando y el Pity Martínez, entre otros. A los 37 minutos del primer tiempo, Zapata puso en ventaja a Independiente. En el segundo tiempo, al Globo le cobraron mal un offside a Wanchope Abila, en una jugada que había terminado en gol. El 1-1 que no fue. Y a cuatro del final, Pizzini (había reemplazado a Pisano) puso el 2-0 que terminó con la historia -que duró menos de un año- de Independiente en la B.

Comentarios