Nacional

La mayor goleada de Boca a San Lorenzo

Hace 14 años, el equipo que dirigía Basile goleó 7-1 al Ciclón en el Nuevo Gasómetro. Palermo hizo tres goles, Palacio gritó dos y los otros fueron de Cardozo y Franzoia. 

Por Federico Del Río

Hace 14 años se dio la mayor goleada de Boca a San Lorenzo(Fotobaires)

Hace 14 años se dio la mayor goleada de Boca a San Lorenzo | Fotobaires

El Torneo Apertura 2006 recién estaba arrancando, pero ya tenía Boca en lo más alto, como se le había hecho costumbre desde la llegada de Alfio Basile al club. El Coco ganaba todo lo que jugaba: Recopa, Sudamericana y Apertura en el 2005, y el Clausura en el 2006. También había arrancado con tres triunfos en un campeonato que ya tenía fecha final para él porque la Selección Argentina lo esperaba otra vez y por eso Ricardo La Volpe ya estaba listo para sucederlo a mitad de camino de ese torneo.

En la cuarta fecha, ese 27 de agosto de 2006, lo esperaba San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro con la intención de estirar la paternidad, bajarlo de la punta y quedarse en soledad en lo más alto de la tabla. Además, estaba el condimento extra de que Boca ya sumaba 10 victorias consecutivas y era una amenaza cierta para el récord que el Ciclón consiguió en 2001 de 13 triunfos seguidos. Con todo ese escenario, se jugó un clásico que terminó ganándose un lugar en los libros por una goleada sorprendente.

El equipo que dirigía Oscar Ruggeri arrancó mejor el partido, dominó el primer cuarto de hora y generó situaciones para abrir el marcador, pero le faltó lo que Boca tuvo de sobra: contundencia. Tres llegadas fueron tres goles para los de Basile que en 10 minutos (entre los 22 y 32 del primer tiempo) se pusieron 3-0 y parecieron liquidar la historia. Sin embargo, la historia grande vino después, en la etapa final porque el puntero no aflojó y aplastó a San Lorenzo.

Rodrigo Palacio y Martín Palermo, en dos oportunidades, habían sido los dueños de los primeros gritos. En el arranque del segundo tiempo, Palacio metió el cuarto, Nery Cardozo festejó el quinto y en los últimos cinco minutos Andrés Franzoia y otra vez Palermo le pusieron el número final a un partido en el que había descontado Santiago Hirsig. Un 7-1 que se grabó como la mayor goleada de Boca a San Lorenzo. "Lo que pasó es que los jugadores se levantaron bien y nos salieron todas. Recuerdo buenos partidos, pero éste fue el mejor", fue la simple explicación de Basile para semejante baile.

"Estoy muy dolido, es el peor golpe de mi carrera", admitió Sebastián Saja, el arquero que sufrió cada gol como un puñal en la espalda. "Como no tengo muchas respuestas para darles, les voy a decir que tenemos mucha vergüenza", fue algo de lo poco que alcanzó a decir Ruggeri en esos 34 segundos que duró la "conferencia" de prensa que dio después de la derrota. Aunque se especuló con que esa goleada en contra podía significar el final del ciclo del Cabezón, siguió en el cargo hasta el final del Apertura.

La historia para Boca en ese torneo fue para olvidar. La fecha siguiente al triunfo en el Nuevo Gasómetro, Jorge Ribolzi dirigió al equipo porque Basile ya se había ido con la Selección y Boca le ganó 2-0 a Estudiantes. Luego asumió La Volpe, contra Godoy Cruz en la Bombonera, con el deseo de ganar y alcanzar el récord de 13 victorias consecutivas que aún mantiene San Lorenzo: el 0-0 lo dejó con las ganas al Bigotón que no pudo sostener el nivel del equipo, se cayó en el final y debió definir el título con un el recordado partido desempate que perdió frente al Estudiantes de Simeone, en la cancha de Vélez.

Comentarios