Nacional

Gran gesto: Rubén Rezola, el palista argentino que donó su bono para los más vulnerables en tiempo de coronavirus

El santafesino Rubén Rezola tomó esta decisión con respecto a un extra en su beca del Enard y en diálogo con TNT Sports se ilusionó: "Ojalá mucha gente pueda contagiarse de este gesto"

Por Fernando Czyz

Rubén Rezola(Instagram: @ruben.rezola)

Rubén Rezola | Instagram: @ruben.rezola

El palista santafesino Rubén Rezola tomó una decisión de ayudar a los más necesitados por la pandemia del coronavirus y donó un bono extra que el Enard le otorgó por dos meses en un gesto que el doble atleta olímpico espera que “sea un mensaje para la sociedad y encuentre otros que se sumen”.

Ojalá mucha gente pueda contagiarse de este mensaje. Lo que me motivó a hacer esto es la situación de emergencia que está viviendo el país y el mundo. Esto no va a solucionar ni mucho menos esta situación pero es una forma de ayudar”, le contó el palista a TNT Sports.

Yo crecí en un barrio muy humilde de la ciudad de Santa Fe donde mi vieja tuvo que hacer mucho esfuerzo y ha laburado mucho para poder darme lo mínimo indispensable y que no falte nada. Esta donación la hago porque es un gesto que nació de mi y me surgió transmitirlo a la gente para que quizás pueda solidarizarse con un paquete de arroz, fideo, alcohol o elementos de higiene y poder darlo a aquellos que más lo necesitan”, contó el palista que con su quinto puesto en el doble kayak (K2) de 200 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y fue 8º en la final B del single (K1) de 200 metros en la cita olímpica de Río 2016.

“Por lo que tengo entendido no hemos llegado al pico máximo de esta situación y en cualquier momento puede llegar a contraer esta enfermedad, vos o yo, un vecino o un familiar. Entonces estoy pensando a qué institución voy a destinar esta donación”, reflexionó el atleta que además tiene tres medallas panamericanas con la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 (K2 200 metros con Miguel Correa), la de oro en los Juegos de Río 2015 (K2 200 metros con Ezequiel Di Giácomo) y la de bronce en la cita de Lima 2019 (K1 200 metros).

No tenía conocimiento de la trascendencia que iba a tener este gesto. La intención es que muchos más atletas se sumen en la medida de sus posibilidades. Creo que esa es la base del deporte, que nos da valores durante toda la vida que nos permite que seamos un ejemplo para la sociedad en todo el mundo. Este es el momento para dar una mano a los que más lo necesitan desde nuestro lugar”, agregó el tres veces mundialista y top ten: 9º en Szeged (Hungría) 2011 y Milán (Italia) 2015, y 7º en Racice (República Checa) 2017.

Por último se refirió a sus vivencias de esta etapa de aislamiento social para la prevención por el coronavirus: “Realmente la tengo muy ocupada durante el día porque cumplo con todas las sesiones de entrenamiento. Tengo gran cantidad de elementos de gimnasio en el departamento y en la cochera tengo un ergómetro que simula los gestos técnicos de un kayak. La otra parte del día trato de ocuparla intentando leer cuando no estoy tan cansado de los entrenamientos y mirar alguna serie. Es como mi rutina diaria pero adentro de casa y sin poder ir al agua”.

Comentarios