Nacional

El triunfo más importante de Maradona como DT de Racing

Aunque esa tarde no estuvo en el banco de suplentes, hace 25 años Diego festejó a la distancia un 1-0 ante Boca que cortó una racha de dos décadas sin triunfos de la Academia en la Bombonera.

Por Federico Del Río

Fue un momento en el que ser director técnico era un paliativo mientras purgaba la sanción por el doping del Mundial 94. Diego Maradona todavía se sentía jugador, pero le habían cortado las piernas. Entonces, aunque su cabeza estuviera puesta en volver a atarse los botines y salir a la cancha a jugar, decidió ponerse el buzo. No tenía título habilitante de entrenador y por eso formó una dupla con Carlos Fren. Primero tuvieron un paso corto por Mandiyú de Corrientes y después Juan Destéfano les abrió las puertas de Racing, donde también duró poco tiempo. Pero en ese lapso, el equipo del 10 cortó una racha de dos décadas sin triunfos en la Bombonera: hace exactamente 25 años, le ganó 1-0 a Boca con un tanto de Roberto Galarza.

Ignacio González; Pablo Michelini, Carlos Galván, Néstor Clausen; Mario Saralegui, Gustavo Costas, Fernando Quiroz, Ricardo Ramírez; Roberto Galarza; Fabián Albornoz y Claudio López fueron los 11 elegidos por la dupla para enfrentar al Boca de Silvio Marzolini, que tenía jugadores como el Mono Navarro Montoya, Alberto Márcico y Alphonse Tchami. Maradona no estuvo en la cancha ese 16 de abril de 1995. Las ausencias que en estos tiempos suelen darse en las prácticas de Gimnasia, allí también ocurrían pero incluso los días que había que jugar.

El triunfo de la Academia fue un verdadero batacazo. Racing, que no ganaba ese clásico como visitante desde el Metropolitano 75 (2-1 con goles de Gottardi y Scotta), no venía bien. Desde que habían asumido Maradona y Fren sumaban un triunfo, cuatro empates y dos derrotas. Para ese partido plantearon un esquema diferente, con tres defensores y Gustavo Costas sumándose a la batalla en el mediocampo. Racing aguantó todo lo que pudo, en el inicio del segundo tiempo hizo el gol y siguió resistiendo hasta el final.

No sabés lo que sufrí escuchándolo por la radio

No sabés lo que sufrí escuchándolo por la radio, Carlitos. Pero esto me da fuerzas para seguir entrenando”, fueron las palabras de Diego a su socio del banco de suplentes cuando lo llamó por teléfono después de un triunfo histórico. Sin embargo, sólo dirigieron tres partidos más (una caída y dos pardas) y se fueron porque Destéfano había perdido las elecciones y Maradona -tal como pasó en Gimnasia- había prometido su continuidad de la mano del presidente que le había dado la oportunidad de trabajar en Racing.

Otra particularidad de aquel clásico es el autor del gol: Roberto Galarza. Por aquel entonces, un juvenil de 19 años al que Diego le daba consejos y lo obligaba a patear más de media distancia. Y producto de esa insistencia llegó el gol (previo desvío en Néstor Fabbri) a Boca. Hoy, Galarza, de 44 años, se alejó del fútbol por completo después de su retiro en el Cartaginés de Costa Rica y es chofer de la línea 148 de colectivos. “Fue un privilegio tener de técnico al mejor del mundo. Te daba una confianza enorme, aunque admito que nos distraía un poco. Más cuando te decía las cosas que tenías que hacer”, recordó Kiki sobre la admiración que sentía por estar cerca de Maradona.

Comentarios