Nacional

El secreto del Boca multicampeón según el Patrón Bermúdez: "Los jugadores de Boca pasamos a ser parte de elite mundial por el trabajo de Julio Santella"

El ex jugador Xeneize destacó a Bianchi pero además explicó los motivos del gran estado físico que tenía su equipo

Bermúdez destacó el trabajo del Profe Santella durante la etapa de Bianchi.(Fotobaires)

Bermúdez destacó el trabajo del Profe Santella durante la etapa de Bianchi. | Fotobaires

Mucho se habló del Boca de Bianchi que lo ganó todo. Desde la fortaleza de Córdoba al arco, pasando por la firmeza de la defensa, la calidad de Riquelme, la contundencia de Palermo o la inteligencia del entrenador para armar los partidos.

Sin embargo, hay un secreto que Bermúdez se encargó de dar a conocer para explicar el por qué del éxito de aquel equipo. "Los jugadores de Boca pasamos a ser parte de elite mundial por su trabajo. El profesor Santella, con su disciplina, fue el que nos hacía reventar por la camiseta. Era un preparador físico distinto a todos. Entrenarse con él era más difícil que jugar un partido. Y no exagero. De la forma que te exigía, llegabas convencido de que el domingo ibas a dar un paseo", comenzó explicando Bermúez.

El Patrón aseguró además que "yo pasé de un jugador normal a ser un jugador de elite físicamente por él. El gran secreto de la exigencia que tenía ese equipo para cumplir lo que nos decía Bianchi lo tenía el Profe, su manera de trabajar. Era un PF de avanzada, manejaba conceptos que nadie tenía, con sus herramientas físicas nos hacía destrozar al rival".

Como para dar un ejemplo, el ex futbolista explicó también que "ese equipo marcó bastantes goles en los primeros 15 minutos, pero la mayoría en los 15 finales. Esa estadística quiere decir que éramos demoledores todo el partido".

En diálogo con Cadena Xeneize, si bien Bermúdez destacó el trabajo del "Profe", no se olvidó del entrenador. "Carlos Bianchi fue el mejor líder de grupo que conocí: muy respetuoso, daba el ejemplo con sus acciones. Lo más destacable era el ser humano, el respeto que se ganó de un plantel que no era fácil de llevar. Era un padre, un amigo, un hermano mayor. Supo cultivar la sed de gloria", finalizó el Patrón.

Comentarios