Nacional

Cuando Kirchner motivó a Racing con televisores

En el 2009, con el equipo peleando para no caer en la Promoción, el ex presidente apareció en un entrenamiento y Caruso Lombardi le pidió un aporte para los jugadores: les regaló cuatro LEDs por ganarle un clásico a Boca

Por Federico Del Río

-Néstor, ¿hay algún regalo para los muchachos del plantel?
-Sí, puede haber un par de televisores.
-¿Cómo? No, un par de televisores, no. Que sean plasmas.
-Bueno, si le ganan a Boca hay un par de plasmas de 42 pulgadas para sortear.

Palabras más, palabras menos, ése fue el diálogo entre Ricardo Caruso Lombardi y Néstor Kirchner en el medio del campo de juego del Cilindro, el 4 de junio de 2009. El por entonces ex presidente y candidato a diputado nacional había aterrizado en helicóptero en la cancha auxiliar para dirigirse a un acto de la Unión Obrera Metalúrgica que se iba a realizar en el Polideportivo de Racing. Pero antes de ir hacia ese sector, no pudo con la tentación del hincha académico y se metió en el entrenamiento del plantel que peleaba otra vez por no caer en la Promoción.

Los de Avellaneda ya habían sufrido en la temporada anterior cuando Belgrano lo tuvo contra las cuerdas, pero no logró noquearlo. Esta vez habían recurrido a Caruso, un especialista en situaciones extremas, para salvarse nuevamente. Y el técnico se las ingeniaba con incentivos extra para motivar a sus jugadores, que lo pincharon cuando vieron a Kirchner en el estadio para que dejara pasar la oportunidad de pedirle un aporte. Así fue como surgió la promesa de los televisores si conseguían un triunfo el fin de semana siguiente frente a Boca.

Claro que el ex presidente no se quedó sólo con el pedido de ganar el clásico sino que fue por más. "Me dijo que tenía que salvar al equipo de todo. Seguimos peleando, pero a tres fechas del final estamos en muy buenas condiciones de poder cumplir. Vamos a dar todo para dejar a Racing con la permanencia asegurada", contó el propio Caruso hace 11 años, después del encuentro con Kirchner. El encuentro terminó con una entrega de camisetas por parte de Rodolfo Molina, por entonces presidente de la Academia.

¿Cómo le fue a Racing en ese clásico? Se impuso con un contundente 3-0 ante el equipo que dirigía Carlos Ischia, con goles de Lucas Castromán, Franco Zuculini y Sebastián Grazzini. Y días más tarde volvió a recibir la visita de Kirchner en el Cilindro, quien llegó con cuatro plasmas de 32 pulgadas a pedido de Caruso, que le negoció duplicar la cantidad de lo prometido reduciendo el tamaño de los televisores:  Lucas Aveldaño, Claudio Yacob, José Manuel Chatruc y Tito Ramírez fueron los ganadores del sorteo.

Y para alegría de todos los hinchas de Racing, ese equipo terminó quinto en el Torneo Clausura 2009 (recordado por la definición del título entre Vélez y Huracán) y terminó sin sufrir tanto en la lucha para no caer en la zona de Promoción, adonde quedaron Rosario Central y Gimnasia. Así que Caruso cumplió con creces con el pedido de Kirchner de salvar a la Academia de todo para dejarlo en Primera.

Comentarios