Nacional

Brian Risso Patrón: "se me cruzaron locuras, pensé en matarme"

El jugador que fue promesa de Racing habló mano a mano con TNT Sports: su condena por homicidio y cómo vivió su detención

Brian Risso Patrón en una charla con TNT Sports.

Brian Risso Patrón en una charla con TNT Sports.

Corría el año 2011 y Brian Risso Patrón era una de las grandes promesas de las inferiores de Racing. El futbolista se preparaba para debutar en Primera pero un incidente a la salida de un boliche cambió su vida para siempre. Una persona fue asesinada y el jugador fue encontrado culpable de asesinato. Tras casi 7 años preso, recuperó la libertad y en un mano a mano con TNT Sports detalló su paso por la cárcel y cómo vivió estos años de encierro.

El jugador recordó el momento de su detención: "Había llegado de jugar un partido de Reserva contra Estudiantes. Mi vieja me comentó lo que había pasado, de lo que se me acusaba. Y fui y me presenté en la comisaría y ahí quedé detenido". Repasó que en ese momento estaba cómodo a nivel económico y recordó que "de haber conseguido todo eso a estar durmiendo en una comisaría. Fue algo que me quedó marcado para toda la vida".

Risso Patrón dio detalles de sus primeros días en la cárcel y afirmó que "tu mente cae en un vacío. Perdés los sentidos, no escuchás ni prestás atención a nada. Caés en un vacío que no lo podés entender. Hasta se me cruzaron locuras, pensé en matarme. Me agarró una desesperación que no sabía que hacer".

Caés en un vacío que no lo podés entender. Hasta se me cruzaron locuras, pensé en matarme. Me agarró una desesperación que no sabía que hacer.

Además, contó que allí dentro la convivencia y el ambiente son difíciles. "A veces tenía que dormir en el piso, las ventanas rotas. La cabeza te trabaja mucho ahí adentro. Lo único que haces es pensar. Había visto muchos pibes que se quitaron la vida. Yo llegué al punto y estaba tan mal que estuve a punto de hacer lo mismo". Y agregó que "fue lo más doloroso que me pasó. Despertarme y estar ahí adentro, yo decía 'para qué estoy viviendo, no tengo que vivir más así'. Y ahí fue cuando se me cruzó, 'bueno si ya no tengo más salida, Dios me tiene que ayudar'.

 

Fue lo más doloroso que me pasó. Despertarme y estar ahí adentro, yo decía 'para qué estoy viviendo, no tengo que vivir más así'.

El futbolista relató también que acercarse al pabellón cristiano en donde recuperó la esperanza. "Ahí no hay drogas, no pelean, no fuman. Me empecé a sentir en paz y encontré muchos motivos por los cuales seguir luchando a pesar de que no sabía cuándo iba a salir. Creo que eso fue lo que me ayudó". ¡Fuerte!

 
Comentarios