Liga Profesional

Rubén Darío Insúa confirmó que San Lorenzo está negociando con un delantero: "Si llega, le doy la camiseta y juega", dijo sobre Martín Cauteruccio

El entrenador del Ciclón dijo en Pelota Parada por TNT Sports que “se necesita buen ojo” para elegir a los refuerzos y que, pese a los obstáculos que atraviesa la institución, “quería estar en este lugar, es un privilegio”.

Rubén Darío Insúa confirmó que San Lorenzo negocia con Martín Cauteruccio

Convencido de que es capaz de enderezar el rumbo errático de San Lorenzo en los últimos tiempos, Rubén Darío Insúa explicó en Pelota Parada por TNT Sports que su búsqueda apunta a “sentar las bases para crecer y reformular el plantel”, fijar prioridades, tener “buen ojo” para elegir refuerzos y, fundamentalmente, incorporar un delantero, o dos de ser posible. En esa línea, aseguró que si llega el experimentado uruguayo Martín Cauteruccio “le doy la camiseta y juega”.

El nuevo director técnico del Ciclón señaló que “Cauteruccio está manteniendo negociaciones con la dirigencia y con Matías Caruzzo, que sé que habla con él. Están conversando con la gente de Aldosivi. Veremos si se puede llegar a un acuerdo. Es un delantero de jerarquía. Ya conoce el club y ha ganado títulos nacionales e internacionales en San Lorenzo. Si llega uno o dos días antes del inicio del torneo, le doy la camiseta y juega. Además está entrenando todos los días. También estamos monitoreando que los refuerzos que lleguen estén entrenando en sus clubes para arrancar jugando. Cauteruccio no necesita pasar ningún filtro previo”.

El entrenador manifestó en el programa que conduce Pablo Giralt que con su cuerpo técnico “buscamos aprovechar cada día al máximo, teniendo en cuenta que solo faltan diez u once días para que comencemos en el próximo torneo. Tenemos muchos jugadores jóvenes de buen presente y excelente futuro, y pocos con experiencia. Tratamos de sentar las bases para crecer y reformular el plantel”.
Insúa remarcó que está “muy tranquilo” y enseguida destacó: “Estamos viendo con el secretario técnico Caruzzo y con la dirigencia la forma de conseguir los jugadores que necesitamos en los lugares que necesitamos y fijando un orden de prioridades”.

“Me guié por mis sentimientos para aceptar ser el técnico de San Lorenzo. Yo quería estar en este lugar, aunque sé que el momento es difícil. Con esfuerzo, determinación, ideas e imaginación lo vamos a sacar adelante. Si uno no agarra en un grande porque el panorama es complicado, después agarra otro. Es un lugar de privilegio en el fútbol argentino, que sabemos que es una potencia a nivel mundial. San Lorenzo tiene tres títulos internacionales en su vitrina. Una vez que consigamos ser competitivos veremos hasta dónde podemos llegar”, enfatizó.

El entrenador aclaró que “queremos fortalecer el equipo en las tres líneas. En cuanto a prioridades, primero un delantero y después veremos. Si tenemos una o dos alternativas concretadas antes de empezar el torneo, mejor”.

“Hay diez u once chicos de muy buena calidad. Buscamos darle al equipo cierta rigurosidad colectiva y táctica para respaldar el crecimiento individual. Como mínimo, trataremos de garantizar el orden colectivo y el sostén físico de principio a fin para el inicio del campeonato”, amplió.
Según Insúa, en este San Lorenzo que comanda se ha logrado “entre comillas, una alegría a la hora de llegar acá al área de fútbol profesional. Fui muy claro desde el primer día: le dije al plantel que se arrancaba de cero, que lo que pasó hacia atrás no se puede modificar pero el futuro sí. Vamos a corregir las cosas que no estén bien”.

Consultado acerca de su anterior paso como DT del club de Boedo, el ex jugador de San Lorenzo e Independiente, entre otras camisetas que vistió entre 1978 y 1996, evaluó: “No hay demasiadas diferencias con el momento en que empecé a dirigir San Lorenzo en 2002. Del gran equipo de Manuel (Pellegrini), que había sido campeón del Clausura y de la Mercosur, se fueron 22 jugadores y quedaban siete u ocho con recorrido. El club estaba en convocatoria de acreedores. Los jugadores que trajimos vinieron a préstamo y sin cargo. Al final del semestre tuvimos un pico alto de rendimiento. Peleamos el campeonato y la Sudamericana”.

“Ahora intentaremos tener calma sin apurarnos y buen ojo a la hora de contratar. El delantero que quiero que venga --y ojalá podamos traer dos-- tiene que dar cierta garantía para definir en el área. También buscamos confiabilidad defensiva con un jugador de experiencia y jerarquía. Después iremos cubriendo los lugares que nos quedan pendientes”, resaltó en otro tramo de la charla.
Insúa pidió retener al juvenil Agustín Martegani: “Es un jugador de gran futuro. Tengo entendido que hay algunas ofertas, pero imagino que para pagar lo que vale tendrían que ser de algunos de los equipos más grandes de Europa. En este torneo vamos a contar con él, seguro. Después tendrá tiempo para ir a disfrutar de su futuro en Europa y mejorar su cuenta bancaria”.

“La exigencia es natural en un club grande. Tenemos que estar preparados para convivir con ella, con capacidad para interpretar los momentos y aprender nuevamente a competir para ganar. El público va a venir en forma masiva a acompañar en un acto de fe y voluntad. El contagio en el fútbol se da de adentro hacia afuera. Todo el día y todo el tiempo tenemos que prepararnos para dar respuestas importantes. Todos los que estamos acá debemos darle un gran valor al lugar que ocupamos”, sopesó, esperanzado.
“En el puesto de lateral por derecha tenemos a dos futbolistas jóvenes muy interesantes: el chico Giay y Herrera. No estamos demasiado apurados en ese aspecto. Si el club tiene que hacer un gasto, que sea en otro lugar”, concluyó.

 

Lo más Visto