Liga Profesional

Roger Martínez, el "9" que un ex River recuperó y ahora a Boca obsesiona

El colombiano recorrió una infancia durísima en Cartagena. Luego, vivió en un subibaja futbolero. No rindió en Santamarina. Despegó en Aldosivi. Jugó poco en Racing, pero fue el pase más caro. Después de China, se mudó a México en otra fortuna, aunque no brilló. Hasta que un DT fue clave: Santiago Solari lo rescató. Hoy lo quiere Juan Román Riquelme.
 

Por Enrique Gastañaga

Roger Martínez recuperó su mejor versión con Santiago Solari y ahora lo quiere Boca.(EFE)

Roger Martínez recuperó su mejor versión con Santiago Solari y ahora lo quiere Boca. | EFE

Después de todo lo que sufrió durante su infancia, no debe sorprender que Roger Martínez se anime a cualquier aventura con la pelota. Tampoco resulta extraño que en algún momento de su carrera haya quedado atrapado por ciertos bajones. Es el “9” que este año recuperó su mejor versión gracias a un entrenador con raíces de River. Es el delantero que obsesiona a Boca.

La vida de niño en Cartagena no fue fácil para este colombiano que el 23 de junio cumplirá 27 años. Alguna vez lo resumió en una frase más que fuerte: “Yo jugaba al fútbol para olvidarme del hambre”. Dependía de la ayuda de algún vecino. A veces no comía en todo el día y recién el alimento aparecía en el momento de cena”.

Cuando profundiza en su vida, Roger Martínez suele recordar que muchos de sus amigos de la infancia eran cracks, pero se diluyeron atrapados por la droga y/o la delincuencia: “Algunos terminaron presos y otros muertos”. Hasta que a los 14 años, llegó el quiebre, la salvación.

Se fue a jugar a una escuelita de fútbol formativo de Medellín. El entorno peligroso quedaba atrás. Además, ese resultó el trampolín para dos pruebas en el fútbol argentino, una en Boca y otra en Argentinos Juniors. En ambos clubes querían que se quedara, pero como era menor debió volver a Colombia. Hasta que la tercera fue la vencida: Racing.

Ya con 18 años debutó en la Academia, pero no se afirmó. Diego Cocca no le dio lugar en el plantel de Primera. Entonces, viajó a préstamo a Ramón Santamarina de Tandil, donde tampoco brilló. Luego sí, el destino que le permitió dar el gran salto: Aldosivi. Apareció en Mar del Plata el mejor Roger. Entonces, regresó a Avellaneda con el ok de Facundo Sava. Jugó un rato (15 partidos), la rompió (7 goles y 1 asistencia) y rápido voló a China.

Roger Martínez protagonizó a mediados de 2016 la transferencia más cara de Racing hasta ese momento. El Jiangsu Suning pagó 9.800.000 euros. Después, a principios de 2018, hubo un préstamo de seis meses en el Villarreal. Y surgió a mediados de ese año el América de México, que abonó al club chino 8.500.000 euros.

De todos modos, el colombiano primero necesitó un tiempo de adaptación al fútbol mexicano. Después, entró en roces con la dirigencia porque pedía ser transferido. También hubo cortocircuitos con el entrenador Miguel “Piojo” Herrera, el mismo que lo llevó a las Aguilas y que lo dirigió hasta fines de 2020. Nunca igual llegó a la eficacia de aquel ratito en Racing.

Tal vez este primer semestre de 2021 sea el mejor momento de Roger Martínez en el América. Según dicen desde México, hay un responsable. Se trata de Santiago Solari, el técnico a principios de enero reemplazó al Piojo Herrera. Con el Indiecito, el colombiano recuperó la tranquilidad y el espíritu competitivo.

Sólo basta comparar estadísticas. Antes de Santiago Solari, había jugado Roger Martínez 82 partidos, con 5427 minutos en cancha. Había convertido 18 goles. Un 0,21 % de eficacia por encuentro disputado. Un gol cada 301 minutos... Desde que el ex River se hizo cargo del América, el colombiano participó en 20 encuentros y sumó un total de 1007 minutos. Gritó 7 goles. Un 0,35 % de eficacia por presentación. Un gol cada 143 minutos…

Ahora, en el horizonte de Roger Martínez, asoman Boca y Riquelme, soñando con que el colombiano vestido de azul y amarillo repita muchas veces aquella joya que jugando para Racing dibujó en la misma cara de Agustín Orion: taco y gol...
 

Comentarios