Liga Profesional

"Quería irse de River porque no tenía la oportunidad de jugar"

Pablo Esquivel, formador de Enzo Fernández en el Millonario, recordó los inicios del mediocampista argentino y reveló cuando quiso dejar el club. 

El resumen del gran triunfo de Argentina ante Mexico

Enzo Fernández crece a pasos agigantados. Luego de su éxito en Defensa y Justicia y River, la rompe en Benfica de Portugal y ahora metió ni más ni menos que un gol con la Selección Argentina en el Mundial de Qatar 2022.

Respecto a sus inicios, uno de sus formadores en el Millonario recordó cuando lo conoció y tiempo después cuando casi queda libre del club: "Un día jugó contra mi equipo y me volvió loco. En ese momento le dije a Gabriel Rodríguez (Coordinador de las infantiles de River) que había un chico que la rompía toda. Gabriel me dijo 'andá a buscarlo y traelo'. Hablamos mucho tiempo con sus padres, Marta y Raúl, pero nos decían que todavía era chiquito. Al año siguiente por suerte lo trajeron a River y lo pudimos fichar", contó Pablo Esquivel en diálogo con La Página Millonaria.

Su recorrido no fue fácil: "Siempre fueron muy marcadas las etapas de Enzo porque sus primeros años fueron muy buenos, jugaba siempre en infantiles. A partir de Novena División los físicos van cambiando y ese año no tuvo muchas oportunidades. A veces jugaba en Liga Metropolitana, a veces iba al banco de AFA y no jugaba, con todo el fastidio que eso generaba. Él pensaba que a fin de año iba a quedar libre porque no le tocó jugar muchos partidos. Un día me llamó la mamá desesperada, él quería irse de River porque no tenía la oportunidad de jugar", recordó Esquivel.

Sin embargo, no se dio por vencido y desde River lo ayudaron a no abandonar: "Le dije a Enzo que tenía que cambiar el hábito de entrenamiento y de la alimentación, que tenía que empezar a entrenar doble turno. Le dije que le preguntara al profe lo que le estaba faltando y al técnico por qué no jugaba. Que mirara al jugador que estaba en su posición y tratar de copiarle cosas, porque si le sumaba las condiciones que ya tenía él seguramente le iba a ir bien. Que tenía que trabajar el doble y no conformarse con las dos horas que entrenaba en el club todos los días, que tenía que superarse día a día. Creo que ahí hizo un click", reveló el descubridor del mediocampista.

"En un momento empezó a trabajar en un centro de entrenamientos de un futbolista y se puso muy bien desde lo físico. Cuando arrancó el año de Octava División le tocó un técnico como el Tapón Gordillo que confió en él. Ahí arrancó. A veces jugaba de cinco, a veces un poquito más a la derecha, a veces en la izquierda, pero se fue acoplando a la mitad de cancha de ese equipo", resaltó el formador.

Entre risas, recordó: "Cuando quiso abandonar River le dije: '¿vos estás loco? De River no hay que irse nunca'. El día que salió campeón con Racing nos acordábamos de eso".

Y sentenció: "A Enzo nadie le regaló nada. Se preparó para estar donde está hoy. Cuando se fue a Benfica sabía que iba a ser protagonista porque se preparó. En época de pandemia se entrenaba tres veces por día, era una bestia, no paraba. Cuando lo citaron a la Selección me dijo que era su única oportunidad y le tocó jugar 60 minutos, demostró estar a la altura. Enzo juega al cien en todos lados, no importa si es con los amigos en el barrio, en inferiores o en un partido de Primera. Siempre da todo. Ver a él y a Exequiel Palacios fue como ver a dos hijos tuyos tocando el cielo con las manos".

Lo más Visto