Liga Profesional

"Las presiones de San Lorenzo son difíciles de manejar para los chicos porque no hay margen de error", sostuvo el volante de Arsenal que jugó en el Ciclón, Mauro Pittón

Tras la gran recuperación del equipo de Sarandí, que en dos minutos empató un partido que perdía 3 a 1, el ex Unión y Vélez señaló: “Sabíamos que el clima iba a ser tenso y tratamos de aprovecharlo”.

San Lorenzo empató con Arsenal en un partidazo en el Nuevo Gasómetro por el Torneo de la Liga

En una ráfaga, Arsenal pasó del 1-3 que parecía lapidario al empate en 3 en el Nuevo Gasómetro. Mauro Pittón, hoy en el equipo de Sarandí, alguna vez jugó en San Lorenzo, tiene claro cuáles son las presiones para el Ciclón y cree que los visitantes supieron usufructuar la circunstancia. Así lo señaló durante una entrevista con TNT Sports en CNN Radio.

“Para el público neutral, se dio un partido espectacular. San Lorenzo es un club exigente. En los equipos grandes se piden resultados ya mismo y la propuesta de juego siempre tiene que ser para salir a ganar. Por eso cualquier chico que está iniciando su carrera puede tener dificultades”, consideró el volante nacido en Santa Fe hace 27 años, quien se calzó la azulgrana en 2019.

“Son presiones difíciles de manejar, sobre todo para los más jóvenes. Pero más allá de eso ellos están muy preparados porque vienen de inferiores, sabiendo a lo que se enfrentarán más adelante”, agregó en el ciclo que conduce Pablo Giralt.

Consultado sobre si en este contexto resulta más sencillo jugar en Arsenal que en San Lorenzo, Pittón respondió en forma afirmativa: “Sí. Es que son etapas y procesos en los que uno va aprendiendo a través del error. Y esos clubes no te dan margen de error. A veces tenés una sola oportunidad y si no jugaste bien ese partido después no hay más chances. Me ha pasado a mí en San Lorenzo. Venía de Unión y había cosas para las que no estaba preparado, que después uno las toma como positivas porque sirven para el aprendizaje”.

El ex Vélez comentó que “al planificar el partido tuvimos en cuenta la presión que tiene San Lorenzo de local. Sabíamos que el clima iba a ser tenso, que había muchos chicos en cancha y les podía jugar en contra. Tratamos de aprovechar eso”.

Enseguida expuso que aún no puede salir de su asombro por la factura del segundo gol de Colmán, quien también poco antes había convertido otro tanto para la rauda recuperación de Arsenal en dos minutos: “Fue impresionante. En cancha no lo grité pero me sacó una sonrisa increíble. Decía 'no, este está loco'. Me llevo muy bien con Cristian. Tiene esas cosas de experiencia y jerarquía: en dos remates al arco hizo dos goles”.

Por último, Pittón contó que es amante de la literatura: “Leo, escribo, hago talleres. Voy anotando cosas en un bloc de notas. Mañana tengo que entregar un trabajo para un curso. Generalmente escribo sobre mis experiencias. Y en la lectura busco un aprendizaje para transitar la vida”.

Lo más Visto