Liga Profesional

La importancia de la autocrítica en Lanús

El arquero señaló que el plantel hizo “un trabajo más mental que físico” y expuso que “había que sanar anímicamente al equipo” de Frank Kudelka.

San Lorenzo perdió con Lanús en la previa del clásico vs. Huracán

La recuperación de Lanús sumó un nuevo capítulo con el triunfo frente a San Lorenzo, después de la victoria en el Florencio Sola ante Banfield en un clásico que significó un envión anímico para el plantel que conduce Frank Darío Kudelka. El arquero Fernando Monetti pasó por los micrófonos de TNT Sports en CNN Radio y aludió a la importancia de la “autocrítica” en los momentos en que los resultados eran esquivos.

“Hago autocrítica en el triunfo y en la derrota. Cuando los resultados no se daban, la gente estaba impaciente. Yo era el primero que quería salir de esa racha negativa y en aceptar que había que mejorar y subir el nivel, tanto el mío como el de mis compañeros, para empezar a sumar y ganar confianza. Es un trabajo mental más que físico. Ahora hay que sostener este momento”, señaló el ex San Lorenzo y Gimnasia en el ciclo que conduce Pablo Giralt.

Monetti, de 33 años, se refirió además a los días convulsionados que afrontó el plantel antes de los dos últimos triunfos, con la inquietante presión de la barra brava: “Se ha normalizado en el fútbol argentino que se viva así. Tiene su grado de complejidad. Esta situación cambia de un momento para otro por los resultados. Lo tenemos asimilado de esa forma. Sabíamos y confiábamos en que con un par de buenos resultados, y más con los partidos que se nos venían como el de Boca, el de Banfield y el último con San Lorenzo, teníamos la oportunidad para revertir el mal momento”.

“La sensación del grupo era que se venían haciendo buenos partidos. Había que mejorar y seguir trabajando porque los resultados no se daban. Sabemos qué significan los clásicos tanto en lo anímico como en lo deportivo. Fue muy importante haber ganado”, expuso acerca del espaldarazo que implicó el éxito contra Banfield.

El arquero evaluó que “era una situación que los más grandes entendíamos. Sabíamos que había que hacer autocrítica para achicar el margen de error. Había charlas con los chicos. Recuerdo una después del partido con Godoy Cruz, que me tocó perder. Había muchos juveniles y el mensaje era claro y contundente”.

Y reforzó: “No era la situación ideal para ellos. De alguna manera es un aprendizaje. En el fútbol no se gana continuamente. Hay que estar más preparados para los resultados negativos que para salir campeón en todos los torneos y ganar diez partidos seguidos”.

Acerca de la influencia de Kudelka en el repunte, Monetti estimó: “Cada técnico tiene sus formas. Más allá de lo táctico, en lo que claramente hay cosas distintas de lo que veníamos haciendo, había que sanar anímicamente al equipo. La eliminación en la Sudamericana y el cambio de técnico produjeron muchos movimientos en pocos días. El mensaje fue claro desde el primer momento: la confianza que tenía [Kudelka] en el grupo y que teníamos jugadores para salir de donde estábamos. Eso fue fundamental”.

Lo más Visto