Liga Profesional

La aclaración de Gustavo Alfaro sobre su polémica frase: "Se sacó de contexto esa respuesta"

Gustavo Alfaro volvió a hablar de su salida de Boca y explicó qué quiso decir cuando dijo que necesitaba "recuperar su vida"

Gustavo Alfaro en Boca(Fotobaires)

Gustavo Alfaro en Boca | Fotobaires

Con la llegada de la nueva dirigencia, Gustavo Alfaro no renovó su contrato con Boca y dejó de ser el entrenador. En una de sus últimas conferencias de prensa, luego de quedar eliminado de la Copa Libertadores ante River, Lechuga había dicho que tenía ganas de recuperar su vida y generó polémica.

Varios meses después de haberse ido de Boca, Alfaro volvió a hablar con los medios y explicó qué fue lo que quiso decir en aquella ocasión: "Boca venía de perder el partido más importante de su historia contra River en Madrid. No era fácil volver a poner al equipo en lo más alto. Muchos jugadores se habían ido. Cuando me preguntaron si no me renovaban el contrato, dije que me iba a mi casa y recuperaría mi vida, nada más. Se sacó de contexto esa respuesta, porque nadie se acuerda de la pregunta".

"Nadie se acuerda de la pregunta que me hicieron. Todos fueron a la respuesta, que fue la de querer recuperar mi vida. Me consultaron si me iban a renovar el contrato, no si quería seguir en Boca. En esa respuesta di cuatro o cinco indicios de que yo quería seguir dirigiendo a Boca", reconoció el ex DT de Huracán, en diálogo con Arqueros, Ilusionistas y Goleadores por Club 947 (FM 94.7).

Y en la misma línea, Alfaro explicó lo que significa dirigir a Boca: "Boca y River están obligados de ganar siempre. No importan los peros, no importa en qué condiciones agarraste al equipo. Lo que importa es ganar, es correr atrás del éxito. Hay que estar atento a otros factores que en otras instituciones no las tenés. Te obligan a tener todos los sentidos puestos".

"Muchas veces es el cargo lo que hace que uno tenga una exposición extraordinaria más allá de quién es uno. Me pedían fotos, me paraban, pero era por ser el entrenador de Boca, no por ser Gustavo Alfaro. Doy las luchas que considero que vale la pena darlas, las otras las dejo pasar. Uno tiene que tener un equilibrio suficiente para estar plantado y saber en dónde está. A todos los jugadores que dirigí los puedo mirar a la cara y a todos los representantes del fútbol argentino también, esa es la moral que tengo", cerró.

Comentarios