Liga Profesional

El enorme gesto de una figura de River: "Me hizo llorar, me dejó sin palabras", manifestó un ex entrenador de Julián Álvarez

Rafael Varas, primer entrenador de Julián Álvarez en Calchín, reveló un increíble gesto que el pibe de River tuvo con él

Julián Álvarez festeja su gol ante Sao Paulo(EFE)

Julián Álvarez festeja su gol ante Sao Paulo | EFE

Julián Álvarez es la nueva apuesta de Marcelo Gallardo para esta temporada. El juvenil se ganó la titularidad en los primeros partidos de la Copa Libertadores y le devolvió la confianza al entrenador con dos goles, nada más y nada menos.

Sin ir más lejos, este jueves se dio a conocer un gran gesto que el pibe de River tuvo en el pueblo de Calchín, Córdoba. Álvarez no se olvidó de sus raíces y le regaló una camioneta a Rafael Varas, su primer entrenador en el Club Atlético Calchín, quien se dedica al reparto de alimentos.

"Yo soy empleado público, y a las tardes le vendo a supermercados. Tengo un auto que me resultaba chico para tanta mercadería. El viernes hablé con el papá de Julián sobre su presente, y se ve que él después habló con Julián y el sábado me sorprendieron con esto. Jamás hubiese imaginado esto. Es algo que cayó… El padre me llamó y me dijo ‘voy para tu casa’", comenzó Varas, en diálogo con Infobae.

Y en la misma línea, agregó: "Llegó tocando bocina y abriendo los brazos. Yo no entendía nada. Lloré un montón. Eran las 10 de la noche y seguíamos abrazados. Era muy grande la alegría. Lo que estoy viviendo… No tengo palabras para agradecerle. A la noche me llamó Julián. Yo estaba esperando, para no molestarlo. Estuve diez minutos y no pude decirle más de 3 palabras. Me emocioné, lloré. Lo conozco desde chiquito. Tengo una amistad con la familia desde hace años. Desde chiquito hizo todo esto para tener este presente", manifestó Varas.

Y por último, contó más sobre su relación con Julián Álvarez: "Él iba a acompañar a sus hermanos. Estaba siempre con una pelota, que en esa época era más grande que él. Después, cuando tenía 3 años y medio ó 4, comenzó conmigo. Lo tuve hasta los 12, cuando dejé el club".

"El año pasado me regaló su camiseta. Vino a visitar a sus padres y les dijo ‘esta es para el Rafa’. Eso te demuestra la clase de persona que es. Yo jamás se la pedí. No le pido ni fotos ni autógrafos, esto vino de él, Me la dedico, me la firmó. La tengo como un gran recuerdo. Te deja sin palabras. Es un chico de 20 años, recién hace sus primeros pasos, y tiene una enorme grandeza", cerró su primer entrenador.

Comentarios