Liga Profesional

El 1x1 y los puntajes de River: Julián Alvarez, el distinto que hizo la diferencia

El pibe de 21 años resulta una luz en este fútbol nuestro tan gris. Su par de dobletes, uno de goles y otro de asistencias, desarmó a un Newell's que era algo mejor. Hubo una producción valiosa de De la Cruz y Gallardo ayudó con los cambios.

Por Enrique Gastañaga

Incontrolable estuvo Julián Alvarez, quien así por ejemplo arrastraba a Lema en la carrera. Hizo doblete de goles y de asistencias.

Incontrolable estuvo Julián Alvarez, quien así por ejemplo arrastraba a Lema en la carrera. Hizo doblete de goles y de asistencias.

Franco Armani (6). Nada que hacer en el gol de Scocco. Dos buenas tapadas y alguna duda en un par de centros.

Alex Vigo (4). No convenció demasiado. Sordo lo inquietó. Comprometió algunas salidas. No pesó en ataque.

Robert Rojas (5). Sufrió la movilidad de Scocco. Estuvo cerca del gol, pero Aguerre le desvió un buen cabezazo tras un córner.

Paulo Díaz (6). El chileno tuvo el mismo problema que su compañero paraguayo de zaga: Scocco. Con el correr de los minutos, se fue afirmando y cumplió.

Fabrizio Angileri (6). Alguna proyección interesante, a su manera, aunque sin la continuidad habitual. Antes del vendaval de goles de River, le costó frenar a Comba. Asistió sin querer (quiso patear al arco) a Alvarez en el segundo.

Enzo Pérez (6). Limpió el ataque del 1-0 con un pase profundo y nítido. Redondeó un partido correcto.

Bruno Zuculini (5). El despliegue que lo distingue, delante de Enzo Pérez o a su lado, o un ratito a la derecha. 

Nicolás De la Cruz (7). Rompió el cero a cero bien rápido con una aparición explosiva por la derecha y una resolución que combinó precisión con convicción. El mejor del mediocampo. Necesita que Carrascal sea su socio.

Jorge Carrascal (5). El talento desmesuradamente discontinuo. Sigue faltándole consistencia. Por eso estaba Gallardo a punto de sacarlo cuando inventó una pared hermosa con Alvarez y gritó su gol, el tercero. 

JULIÁN ALVAREZ (9), EL MEJOR. Una luz en este fútbol con tantos grises. Todo lo hizo con clase. Intrépido, veloz, fresco, difícil de encontrar para los defensores de Newell's. Determinante en el juego y en el resultado: dos goles con lindas resoluciones y dos asistencias sensuales.

Braian Romero (5). Otro partido de esfuerzo, al servicio del equipo, pero con mínima nula influencia ofensiva.

Santiago Simón (6). Jugó la media hora final en lugar de Zuculini. Le ahogó el 2-2 a Lema salvando sobre la línea.

Benjamín Rollheiser (7). Ingresó por Romero en los últimos 30 minutos y oxigenó a River del medio hacia delante, además de darle una mano a Vigo hacia atrás.

Agustín Palavecino (6). Sustituyó a Carrascal ya con el partido 3-1. Asistió en el cuarto. Se lo percibió confiado.

Leonardo Ponzio (-). Regresó tras la miocarditis y cuatro meses de ausencia. Jugó los últimos cinco minutos.

Marcelo Gallardo (7). De nuevo demostró su mano en los cambios. River mejoró con Rollheiser, Simón y Palavecino, aunque el resultado se haya destrabado cuando Newell's parecía superior y con una pizca de azar porque el intento de remate al arco de Angileri se transformó en asistencia.

Comentarios