Liga Profesional

El 1x1 y los puntajes de Boca: de la seguridad de Rojo al pase de Molinas

El marcador central dibujó otra producción a pura sobriedad en el pálido empate con Defensa y Justicia. Esta vez Battaglia no ayudó con los cambios. No se entendió la salida del juvenil enganche, quien no la rompía pero armonizaba cada ataque. No fue buena la idea para un equipo que debía ganar tras las victorias de los dos líderes. 

Por Enrique Gastañaga

Juan Ramírez, con la pelota pero rodeado. Esta vez le costó cambiar el ritmo desde el mediocampo contra un astuto Defensa y Justicia.

Juan Ramírez, con la pelota pero rodeado. Esta vez le costó cambiar el ritmo desde el mediocampo contra un astuto Defensa y Justicia.

Agustín Rossi (6). Lo exigieron poco, pero le tapó a Merentiel un gran mano a mano. Antes, el palo lo había salvado en un tiro de Pizzini que se había desviado en Sandez. 

Marcelo Weigandt (5). Sin demasiados problemas marca. Esta vez no sorprendió nunca en ataque, tal vez porque Defensa supo bloquear muy bien las dos bandas.

Carlos Izquierdoz (6). No pasó sobresaltos defensivos.

MARCOS ROJO (7), EL MEJOR. Personalidad total. Cerró muy bien a espaldas de Sandez. También ensayó un gran quite cerca del final, cubriendo a Izquierdoz. La salida justa. Ahora sí justifica su contratación. 

Agustín Sandez (5). La marca de Pizzini le costó en algunas ocasiones durante el primer tiempo. Frente a la astucia de Defensa para proteger los laterales, no repitió lo de partidos anteriores y no pesó en ofensiva con sus centros hirientes. Lo amonestaron y salió.  

Diego González (4). Pareció no estar en el partido. Sin verticalidad, sin movilidad, 

Jorman Campuzano (5). Sin la presencia que debe imponer el "5" de Boca. Nunca encontró a Bou que bajaba para escapar de los centrales y se movía a su alrededor. Es real que el Pulpo González no lo ayudó. ¿Por qué a Battaglia le cuesta tanto darle continuidad al pibe Varela, quien ya exhibió más que Campuzano y Rolón en esa posición neurálgica?

Juan Ramírez (5). Aunque le puso la pelota en la cabeza a Vázquez en la chance más clara de Boca, no logró trascender. Nunca consiguió romper cambiando el ritmo. 

Aaron Molinas (6). Jamás dejó de pedirla y de mover la pelota a puro pase. También le sirvió un lindo centro a Briasco. Aunque no era híper desequilibrante y no la estaba rompiendo, no estaba para salir. Era el que más proponía.

Luis Vázquez (6). Ultravalioso en el juego por arriba: un cabezazo en el palo. Varias veces que salió del área lo hizo con criterio. El equipo poco lo alimentó. 

Norberto Briasco (5). Como siempre más cómodo por la izquierda y por la derecha. Dibujó un cabezazo apenas desviado. Mejor en el primer tiempo que en el segundo, igual no rompió el molde y fue decayendo hasta que salió.

Frank Fabra (5). Entró por Sandez (amonestado), en la última media hora. No sorprendió con ninguna de sus clásicas aventuras ofensivas.

Cristian Pavón (5). Jugó los 30 finales en lugar de Aaron Molinas. Se movió por la derecha. Insinuó al principio, pero rápido se diluyó. En general, no finalizó con precisión.

Cristian Medina (6). Ni bien reemplazó a Diego González, a los 30 de la segunda etapa, le quedó una oportunidad nítida, pero Unsain voló y se la sacó. Con breves minutos, se hizo notar bastante más que el Pulpo. 

Nicolás Orsini (5). Fue el 9 de Boca en el cuarto de hora de cierre, sustituyendo a Vázquez. La tocó muy poco, pero tuvo una de anticipo en el primer palo y Unsain lo dejó sin grito tapándosela con el pie.

Exequiel Zeballos (-). Ingresó restando siete minutos por Briasco. Le alcanzó para meter el centro atrás que casi termina en gol de Orsini.

Sebastián Battaglia (5). Esta vez no ayudó con los cambios. La construcción inicial, con la inclusión de Aaron Molinas para asociarlo en la elaboración con Ramírez, había sido lógica de acuerdo a los últimos rendimientos. Sin embargo, luego al pibe lo sacó para poner a Pavón, buscando más explosión y desborde, pero resignando gestación y control de pelota. No fue una buena idea. Del medio hacia arriba, el que mejor estaba jugando era Molinas. Tal vez Pavón podría haber ingresado por un Briasco que ya se estaba apagando. Además, la entrada de Medina por el Pulpo era antes.

Comentarios