Liga Profesional

"Lucas Pusineri generó una identidad de juego"

El internacional boliviano sostuvo que el Decano alcanzó “una solidez grupal importante”. Y destacó sobre su rendimiento: “Pude demostrar que a Atlético llegó un arquero de selección”.

La ilusión en Atlético Tucumán: "El objetivo era salvarse, ahora tenemos otro que son las Copas" señaló el arquero Carlos Lampe

Carlos Lampe se ilusiona con el presente del puntero Atlético Tucumán y cree que una de las claves del equipo que dirige Lucas Pusineri consiste en haber alcanzado “una solidez grupal importante”. Así lo manifestó el arquero de la selección boliviana en TNT Sports en CNN Radio.

“Es un momento muy lindo. Hemos logrado una solidez grupal importante y mucha confianza. En lo personal, venía de seis meses sin jugar pero me entrenaba de la mejor manera. No me descuidé física ni mentalmente para rendir desde el primer partido. Me tocó con River, de visita, con todos sus jugadores...”, arrancó el ex Boca y Vélez en el ciclo que conduce Pablo Giralt.

“El Laucha (Lucchetti) es ídolo total en Tucumán. El de arquero era un puesto muy criticado por el hecho de que él estuvo en el club durante muchos años con un gran rendimiento. Pero pude demostrar que a Atlético llegó un arquero de selección, de jerarquía, que estaba preparado para asumir este reto con la confianza que me dieron”, agregó.

Lampe se refirió a su paso por Vélez, donde fue suplente: “Sabía que iba a ser difícil ganarle la pulseada a Lucas (Hoyos), un jugador de experiencia. Me di otra oportunidad, hice un movimiento familiar importante al venir a Tucumán y valió la pena. Tenía muchas ganas de lograr continuidad en el fútbol argentino y de demostrar las condiciones que se han visto en la selección boliviana pero aquí no conocían del todo”.

Las razones del liderazgo del Decano en la Liga Profesional descansan, sostuvo el entrevistado, en que “conocemos nuestras limitaciones y nuestros defectos, pero la ventaja es que también conocemos nuestra fortaleza. Pusineri generó una identidad en el equipo, tiene su idea y cuando ves a Atlético Tucumán sabés cómo juega, cómo se defiende y cómo ataca. En los primeros partidos había incertidumbre. Estábamos a dos puntos del descenso. Se notaba un poco de desconfianza”.

Figura contra River en el 0 a 0 del Monumental, Lampe reconoció sin embargo que el Millonario “fue el único rival que nos superó en todas las líneas. Después con Lanús lo dimos vuelta y ganamos. Y ahí fuimos poco a poco sacando resultados, aumentando la confianza y conociéndonos mucho mejor”.

“¿Si podemos ser campeones? Creo que no nos estamos yendo tan arriba. Falta mucho en el campeonato. Obviamente uno se ilusiona. Querer ganarle a cualquier rival es algo que llevamos en la sangre en Sudamérica, pero vamos paso a paso. El primer objetivo era mantener el equipo en Primera División. Ahora el objetivo es hacer un gran torneo y que los puntos sirvan para el próximo año. Y ya estamos prácticamente en zona de copas, otro objetivo a cumplir. Estamos ahí arriba y vamos a defender la punta”, sopesó.

El arquero de Atlético aludió a los riesgos que se corre en su puesto al jugar con los pies, tras dos garrafales errores de Hoyos y Chila Gómez: “Hay equipos que comprometen al arquero. Por ejemplo, Vélez. Pero vos tenés tres o cuatro opciones de pase donde se te hace todo muy fácil. En Racing, Chila es un arquero sencillo que no arriesga de más. Son milésimas de segundo en las que el delantero viene corriendo. Otros equipos a los que les pasó o les puede pasar son Tigre y Argentinos, que son de sacar la pelota limpia. Nosotros al comienzo éramos un equipo muy sencillo, pero ganamos en confianza, arriesgamos más y tenemos más opciones de pase. Uno a veces asume riesgos, pero de esos riesgos sale un gol”.

En esa dirección, Lampe redondeó: “Los arqueros quedamos muy expuestos cuando nos equivocamos. No me gusta ver las redes sociales, menos cuando hubo dos errores de colegas. Me hace mal. Por el tema de Lucas y del Chila no vi las redes ni quise leer nada”.

Lo más Visto