Internacional

Wilson Kipsang, maratonista récord, detenido por violar la cuarentena

El corredor de origen keniata fue detenido en un bar de su país por violar el aislamiento obligatorio preventivo decretado por el gobierno local. Kipsang se había encerrado en el lugar junto a veinte amigos. Además de maratonista, también es policía

Wilson Kipsang(EFE)

Wilson Kipsang | EFE

El 10 de enero de 2020, la carrera de Wilson Kipsang Kiprotich atravesó su momento más duro. Lejos de la gloria que disfrutó en los Juegos Olímpicos de 2012 (donde partió como favorito a ganar la maratón y se llevó la medalla de bronce) y especialmente en septiembre de 2013 cuando batió el récord mundial de la disciplina en la competencia de Berlín, el keniata fue suspendido provisionalmente por la Unidad de Integridad en el Atletismo por no presentarse a una audiencia e intentar manipular sus pruebas de orina.

Sin embargo, el maratonista de 38 años no dejó de entrenarse. Habiendo ganado la maratón de Londres (en 2012 y 2014), la de New York (en 2014) y la de Tokio (2017), Kipsang es uno de los atletas más populares de la categoría pese a no obtener medallas desde 2018. Mientras su caso era revisado por la división antidopaje de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, el keniata se trasladó a la ciudad de Iten, en el interior de su país, una localidad elegida por muchos atletas debido a su altitud.

A inicios de la semana se dio un caso particular en esta ciudad cuando doce corredores fueron detenidos por violar la cuarentena obligatoria impuesta por el gobierno de Kenia al encontrarse entrenando en grupo, una práctica que fue prohibida por la necesidad de prevenir la expansión de la pandemia del coronavirus en tierras keniatas. Otra de las medidas tomadas por el gobierno local fue prohibir de manera terminante el tránsito callejero de personas entre las siete de la tarde y las cinco de la mañana.

Fue esta determinación oficial la que resultó la perdición de Wilson Kipsang, ya que en las últimas horas trascendió que en la madrugada del jueves el maratonista fue arrestado junto a unos veinte amigos cuando la policía de Iten los encontró dentro en un bar de la localidad que se encontraba cerrado al público bebiendo alcohol, sustancia cuya comercialización también fue prohibida por el gobierno de Kenia durante el tiempo en que se imponga entre la población el aislamiento social obligatorio.

Kipsang, que además de maratonista olímpico también ha trabajado de policía (y durante el tiempo que no está compitiendo regentea un hotel y restaurant ubicado en Iten llamado Keellu Resort) fue detenido y trasladado a una dependencia oficial junto al grupo con el que se encontraba, entre los que también había un miembro de la clase política local. Aún no está claro si a los ofensores se le presentaron cargos por la violación al aislamiento o fueron liberados y obligados a ponerse en cuarentena.

Comentarios