Internacional

Vergüenza: Un nuevo caso de racismo que generó polémica en todo el mundo

Moussa Marega, jugador franco-maliense de Porto, fue víctima de insultos racistas y decidió abandonar el campo de juego

Sus compañeros intentan convencerlo de que no se vaya(EFE)

Sus compañeros intentan convencerlo de que no se vaya | EFE

El Porto de Portugal le ganó 2-1 de visitante a Guimaraes por una nueva fecha del campeonato portugués y se puso a un punto del líder Benfica. Sin embargo, la noticia más llamativa volvió a ser un caso de racismo que dio la vuelta al mundo.

Uno de los goles del Dragao lo hizo Moussa Marega, un delantero nacido en Francia, pero que habitualmente juega para la selección de Mali. Luego de convertir ante su ex equipo, el goleador de Porto recibió una catarata de insultos racistas y desde la hinchada le revolearon un tacho de basura.

Sin ir más lejos, Marega lo utilizó para el festejo y luego tomó la decisión de irse del campo de juego. Sus compañeros trataron de convencerlo, pero no hubo marcha atrás. En medio de empujones y forcejeos, el delantero se retiró del estadio y se metió en el vestuario.

Sin embargo, lo que llamó la atención de todo esto fue que Marega no recibió contención de ningún lado: sus compañeros querían que se quede en el campo, el árbitro le mostró tarjeta amarilla y su entrenador lo sustituyó por otro jugador. Como si nada hubiese pasado.

Una vez finalizado el partido, el maliense publicó un mensaje en redes sociales y cargó contra todos: "Me gustaría decirles a estos idiotas que vienen al estadio a cantar gritos racistas... Que se vayan a la mierda. Y también les agradezco a los árbitros por no defenderme y por mostrarme una tarjeta amarilla porque defiendo el color de mi piel. Espero no volver a verlos en un campo de juego nuevamente. Usted es una vergüenza".

 
Comentarios