Internacional

Insólito: No estará en el reinicio del torneo por ir a comprar pasta de dientes

El entrenador del equipo, que aún no debutó en su cargo, salió voluntariamente del hotel y violó las reglas de aislamiento decididas por la liga, por lo que no podrá estar en el banco el próximo sábado
 

Heiko Herrlich, DT del Augsburg(EFE)

Heiko Herrlich, DT del Augsburg | EFE

Antes del parate obligado por la expansión de la pandemia del coronavirus el pasado 13 de marzo, el FC Augsburg había decidido despedir a su entrenador, el suizo Martin Schmidt. Después de casi un año en el cargo, el ex DT del Wolfsburg no pudo superar la racha de malos resultados de las últimas fechas, que incluyeron una goleada por 5-0 ante el Eintracht Frankfurt y dos derrotas consecutivas ante el Mönchengladbach (2-3) y el Bayern Munich (0-2). Schmidt dejaba al equipo a 5 puntos del descenso.

Al día siguiente de echar a Schmidt, el 10 de marzo, la dirigencia del equipo del sur alemán tomó una decisión controversial al contratar a Heiko Herrlich (48) como entrenador. Herrlich había sido muy exitoso como jugador, ganando la Champions League y la Intercontinental en 1997 para el Borussia Dortmund, pero sus números como entrenador no eran buenos: tras dirigir en las juveniles alemanas, su último paso por el Leverkusen (donde es ídolo como futbolista) en 2018 terminó en malos resultados.

Sin embargo, el Augsburg confiaba en que la experiencia de Herrlich como destacado futbolista y director técnico de jugadores juveniles inspirara a la recuperación de un plantel cuyas principales figuras aún no superan los 25 años de edad: los mediocampistas Marco Richter (22) e Iago (brasileño de 23 años) y el delantero venezolano de 22 años Sergio Córdova son las esperanzas de este club de la región de Bavaria para permanecer en la primera división del fútbol alemán, a la que llegaron en 2011.

En el regreso a la actividad de la Bundesliga, el Augsburg enfrentará al Wolfsburg en su estadio, el Augsburg Arena, este sábado a las 10.30hs. Pero contradiciendo a su reputación como modelo de conducta, Herrlich cometió un grave desliz y ahora deberá esperar para sentarse en el banco de suplentes junto a sus dirigidos: el jueves, en una conferencia de prensa, admitió haber dejado el hotel donde el equipo se encontraba aislado para ir al supermercado a comprar pasta de dientes, rompiendo así la cuarentena.

Como resultado, el Augsburg anunció que Herrlich (que además es paciente de riesgo por haber superado con éxito un tumor en el cerebro en 2000, cuando era jugador del Dortmund) no dirigirá al equipo hasta que haya dado negativo en dos tests de COVID-19. "Cometí un error al dejar el hotel", admitió el entrenador en un comunicado. "No hice honor a mi función como ejemplo para el club y el público y debo enfrentar las consecuencias de mis actos, por lo que no dirigiré al equipo el sábado", completó.

Comentarios