Internacional

Tras las suspensiones, lanzan una fundación de ayuda al atleta profesional

La postergación de los Juegos Olímpicos y el Campeonato Mundial de Atletismo, que debían disputarse en 2020 y 2021, y la cancelación del Campeonato Europeo ocasionan graves pérdidas a los deportistas
 

Juegos Olímpicos(EFE)

Juegos Olímpicos | EFE

Fue noticia en los últimos días: expertos de salud japoneses afirmaron que ven con ojos escépticos que la máxima cita del olimpismo mundial, los Juegos Olímpicos, puedan disputarse en la ciudad de Tokio en julio de 2021. Los Juegos, que iban a realizarse en esa ciudad en la misma fecha de 2020, debieron ser postergados por el avance de la pandemia del coronavirus, y persiste la incertidumbre respecto a la posibilidad de que puedan ser cancelados, lo que constituiría un hecho histórico para el deporte.

Pero además, sería un durísimo golpe para el olimpismo, que ve en la cita la culminación de un plan de preparación de cuatro años de intensa competencia y entrenamiento de cara al encuentro mundial de su disciplina. En este sentido, además, los deportes atléticos se han visto especialmente afectados por la ola de reprogramaciones y cancelaciones que sucedió a la expansión del contagio del COVID-19, ya que varias de sus máximas congregaciones han sufrido cambios drásticos en sus calendarios.

La postergación de los Juegos desató una serie de repercusiones que afectaron a otras competencias: el 8 de abril pasado, World Athletics decidió que el Campeonato Mundial que debía realizarse en 2021 en la ciudad de Eugene, en Estados Unidos, se postergara para el 2022. Unos días después, la decisión del presidente francés Emmanuel Macron de prohibir los eventos con asistencia masiva llevó a que la European Athletics Association cancelara su competencia, que debía realizarse en París en agosto.

Esto se sumó a la reprogramación de competencias como el Campeonato Mundial en Pista Cubierta, que iba a disputarse en marzo pasado en China y fue postergado tentativamente para 2021, y las tres primeras rondas de la Diamond League (que debían realizarse en Qatar en abril y en suelo chino en mayo) que fueron suspendidas. Ante este panorama, la World Athletics y la Fundación Internacional de Atletismo decidieron lanzar un fondo solidario para ayudar a la situación económica de los atletas profesionales.

"Hemos decidido lanzar un fondo de 500 mil dólares para ayudar a quienes estén pasando un momento difícil", anunció World Athletics en un comunicado emitido hace unas horas. Su presidente, Sebastian Coe, afirmó que "esta iniciativa está destinada a asistir a aquellos atletas que hayan perdido sus ingresos debido a la suspensión de las competencias internacionales ocasionada por la lucha contra los efectos del virus". La asignación de subsidios será decidida por un comité encabezado por el propio Coe.

Comentarios