Internacional

Sigue la pelea presupuestaria en la F1

Con la máxima categoría del automovilismo suspendida por la pandemia del coronavirus, sus escuderías continúan debatiendo el monto del tope de gastos que se les impondría a partir de la temporada 2021

Fórmula 1(EFE)

Fórmula 1 | EFE

Tras que la expansión del COVID-19 a nivel mundial obligara a la Formula 1 a reformular su 2020 de manera tal que una decena de las carreras estipuladas no tendrán lugar o deberán ser reprogramadas, la categoría se enfrenta a una grave crisis económica que podría ser terminal para algunas de sus escuderías. Desde hace un par de temporadas, los equipos más humildes de la F1 han abogado porque la plana mayor de la competencia fuerce a las grandes automotrices a escalar sus gastos considerablemente.

Con la reciente decisión del gobierno francés de prolongar su prohibición de organizar eventos masivos al menos hasta julio, la Federación Internacional del Automóvil y el Formula One Group optaron por que el Gran Premio de Francia, que debía disputarse el 28 de junio en el autódromo Paul Ricard de Le Castellet, al sudeste del país, fuera suspendido definitivamente. Esta cancelación se suma a las que sufrieron el Gran Premio de Melbourne, primera carrera del calendario, y el legendario GP de Mónaco.

En tanto, las carreras que aún esperan una definición respecto a su realización suman un tercio del calendario. Se trata de los Grandes Premios de Bahrein (22 de marzo), China (19 de abril), España (10 de mayo), Azerbaiján (7 de junio), Canadá (14 de junio) y las grandes novedades del calendario 2020: el GP de Vietnam, cuya fecha original era el 5 de abril, y la revivida carrera holandesa en el circuito Zaandvort, que no se realiza desde 1985. Aún se desconocen sus fechas definitivas de disputa.

Tal como está planteado, el calendario de la temporada se reiniciaría el 5 de julio en el Red Bull Ring austríaco, pero se desconoce si esta previsión podrá llevarse a cabo. Como respuesta, algunos equipos han comenzado a morigerar los efectos de las considerables pérdidas económicas con planes de recorte a sus empleados y pilotos. Uno de ellos, Racing Point, declaró que sus colegas "no pueden ser egoístas" ante la delicada situación y deberán aceptar bruscos recortes presupuestarios en 2021.

Otmar Szafnauer, jefe del equipo inglés, dijo en una entrevista que "habrá una propuesta la semana próxima". "Pecaré de pragmático, pero creo que debemos mirar el panorama del deporte en su totalidad y no ser egoístas como lo somos defendiendo nuestra posición", afirmó Szafnauer y muchos entendieron que se refería a la amenaza de Ferrari de abandonar la categoría ante la posibilidad de un límite de gastos demasiado bajo. "Debemos mantener a todos igualmente felices, o igualmente tristes", bromeó.

  • Fórmula 1
Comentarios