Internacional

Sebastián Driussi reveló su deseo de regresar al fútbol argentino: "En todos los recesos pienso en volver a River"

El ex jugador del Millonario contó que tiene ganas de volver a ser dirigido por el Muñeco Gallardo y le tiró un palito a Boca

Sebastián Driussi no ocultó sus ganas de volver a River. Foto: Fotobaires

Sebastián Driussi no ocultó sus ganas de volver a River. Foto: Fotobaires

Un jugador que dejó River muy joven pero también con muchas copas fue Sebastián Driussi. El actual delantero del Zenit vive desde Rusia el aislamiento que se está llevando a cabo en buena parte del mundo para luchar contra el brote de coronavirus.

Y desde allí, volvió a recordar su paso por el Millonario y no ocultó sus ganas de volver a vestir la camiseta del club que lo vio nacer. "No estábamos en la cuarentena obligatoria hasta el 29/3 (y durante 9 días), pero el club ya nos había obligado a los jugadores a no salir por precaución o para cuidarnos porque el virus está: hay 1.200 y pico de casos en 140 millones de habitantes, es poco y parece estar controlado, pero estamos cuidándonos.", relató sobre su situación en Rusia.

Pero además, quizás por la nostalgia que le produce el encierro obligatorio, el jugador relató que "todas las vacaciones cuando vuelvo (a la Argentina) se me pasan mil cosas por la cabeza. Pienso: quiero volver a River, quiero volver a River, quiero volver a River, quiero estar en Argentina. Después de unos días de entrenamiento y con la cabeza un poco más fría se me pasa. Y estoy un poco más preparado, porque me pasa en todos los recesos: por ejemplo, esta última vez se me hizo más tranquilo, porque además sabía que mi familia iba a venir de visita después durante la pretemporada."

Todas las vacaciones cuando vuelvo se me pasan mil cosas por la cabeza. Pienso: quiero volver a River, quiero volver a River, quiero volver a River, quiero estar en Argentina.

Además, cuenta que en el club argentino vivía la pasión de otra manera: "En River era muy distinto. Pero no sólo en los partidos: en los entrenamientos también. Esa competitividad en el plantel era tremenda, y nos pasó en todos los equipos de Marcelo (Gallardo). Podías hacer tres goles el fin de semana, pero si él te veía mal en un entrenamiento no jugabas, es así. Tenés que entrenarte al máximo, no te podés relajar un segundo porque los demás se mueren de ganas de jugar también."

Sobre el Muñeco, destacó que "yo no me permitía relajarme, y Marcelo tampoco te dejaba. Creo que era muy bueno que te estuviera encima permanentemente. Y eso no lo encontré todavía en ningún otro técnico. Por eso digo que me encantaría tenerlo de nuevo en algún otro momento de mi carrera, que me vuelva a dirigir, es algo que pienso muchas veces, ojalá pase. Me dejó muchas enseñanzas, como jugador de fútbol y como persona también. Sería muy lindo que la vida nos vuelva a juntar."

Finalmente, en diálogo con Olé, recordó la última final de la Copa Libertadores en la que River cayó ante Flamengo y aseguró que "la Copa la sufrí mucho, fue un golpe muy duro, así que imaginate para los que jugaron... Son cosas que pueden pasar: hasta que no suena el silbato no se terminan los partidos. Y lo viví con bronca, pero tranquilo porque sabía que los chicos lo dieron todo, llegaron dos veces seguidas a la final, volvieron a eliminar a Boca, no hay ningún reproche, solo agradecimiento: nos han representado fuera del país de la mejor manera."

Para cerrar, se refirió a la última Superliga que conquistó Boca en la última fecha y soltó picante: "cuando haya un enfrentamiento directo y nos ganen, ahí va a doler, pero nunca tanto como la final en Madrid, ja. Cuando nos ganen como en la época dorada de ellos va a doler. La Superliga ni se compara, no se enfrentaron de manera directa, no fue un mano a mano contra el clásico rival, menos una final, es otra cosa. En estos años cada vez que juegan contra River les agarra algo que les hace no poder ganar...". Clarito.

Comentarios