Internacional

Ronaldo cargó fuerte contra un director técnico argentino: "Capello al menos tiene historia. Pero Cúper, ¿qué ha ganado?"

El crack brasileño recordó los momentos duros de su carrera: las lesiones, cuando tuvo que entrenarse con pañales y su crítica al entrenador que lo tuvo en Inter

Ronaldo(Instagram /ronaldo)

Ronaldo | Instagram /ronaldo

Ronaldo debió superar situaciones traumáticas en su carrera como futbolística, sobre todo, dos lesiones de rodilla que le evitaron hacer aún más grande su carrera. De esto habló en una extensa entrevista con el diario Marca de España.

Uno los temas que tocó fueron sus salidas de Real Madrid en el 2007 y del Inter, en 2002. "De Real Madrid salí contra mi voluntad, porque comencé a tener muchos problemas con el entrenador, Fabio Capello. Si estaba 100 gramos por encima de mi peso, me sacaba del equipo. Creo que me condicionaba como rehén suyo; si jugaba mal era por tener sobrepeso. Nuestra relación fue desgastándose, hasta que hubo una ruptura, y en el momento, cuando el entrenador estaba más fuerte, el club tenía que escoger", explicó el "Fenómeno".

Allí fue cuando apuntó contra Héctor Cúper, el argentino que dirigía al Inter cuando tuvo que irse. "Cúper ha sido peor, pues Capello al menos tiene una historia a sus espaldas. Pero Cúper, ¿qué ha ganado? Fue la única vez que hablé con Moratti y le dije: 'Presidente, no puedo seguir con este entrenador. Lo echas o me voy yo'. Eligió a Cúper antes que a mí", recordó.

En tanto, relató cuando tuvo que entrenarse con pañales en la Selección de Brasil. "En 1999, en la Copa América, llegaba de vacaciones, estaba por encima del peso, y Luxemburgo me dio un medicamento para adelgazar. Cada 10 minutos estaba en el cuarto de baño, ¿cómo iba a ir al entrenamiento? Me entrenaba con un pañal, o algo parecido, una protección. Estaba haciendo un sacrificio para gustarle al jefe", detalló.

Por último, se refirió a las dos grandes lesiones que sufrió. "Sufrí dos lesiones gravísimas que me quitaron tres años de carrera, que me dejaron secuelas y me hicieron anticipar el final de mi carrera. Fue un auténtico calvario. Una época muy dura. Mi familia, los fisios y los médicos me animaron a perseverar, y valió la pena. Además, fui padre por primera vez en aquellos días y esto supuso para mí un estímulo importantísimo. Jamás se me pasó por la cabeza que pudiera ser el final de mi carrera futbolística. Nunca albergué duda alguna sobre mi regreso. Y nunca dudé ni un segundo de que el largo suplicio, la rehabilitación y el dolor valdrían la pena", completó el brasileño.

Comentarios